• Denuncian penalmente a empleado de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte; señalan que pidió 20 mil pesos a automovilista para no acusarlo de ser taxista pirata.

Odilón Larios Nava.- En Huauchinango, un automovilista denunció legalmente a un presunto trabajador de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte, lo acusa de exigirle 20 mil pesos a cambio de no actuar en su contra, pues pretende hacerlo pasar por taxista pirata. Así que para no asegurar su auto y proceder administrativamente en su contra, el empleado de la secretaría, presuntamente le exigió la cantidad de dinero antes señalada, como quedó asentado en la carpeta de investigación 683/2017 de Huauchinango, la cual fue interpuesta el pasado 5 de septiembre.
En la denuncia ante el Ministerio Público de Huauchinango, el supuesto agraviado Ernesto S. M., de 30 años de edad, acusó de abuso de autoridad y lo que resulte a Rolando León, a quien identificó como trabajador de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte.
Ernesto señaló en su declaración que, el día señalado alrededor de las 11:30 horas, conducía su vehículo particular Nissan, Tsuru, color rojo, con placas YHB4013 del estado de Veracruz. Y al circular por la carretera Nuapan-Huauchinango – ya que se dirigía a recoger a sus tíos a Huauchinango, porque son comerciantes – a la altura de Naupan, una mujer le hizo la señal de que se detuviera y le pidió un ride – aventón – pues dijo ya iba a llover. Ernesto accedió a dar un aventón a la mujer, a quien llevó a Huauchinango y se bajó en la calle Morelos, atrás de la parroquia.
Siguiendo con lo narrado en la denuncia, cuando la mujer descendió, ésta le dio 100 pesos para la gasolina. De inmediato subieron dos hombres, a uno de los cuales ahora identifica como Rolando León y a otro hombre del cual desconoce sus particulares y le dijeron: ¡jálate!
Quedó asentado que lo obligaron a que anduviera circulando por todo Huauchinango, esto duró cerca de una hora. Después le indicaron que se dirigiera al corralón de Grúas Gallegos. En ese lugar le hicieron el inventario, aunque en todo momento él negó las acusaciones de ser taxi pirata.
El momento en que presuntamente Rolando León le pidió los 20 mil pesos fue cuando ya se marchaba del corralón: “Quieres resolver tu problema, dame 20 mil pesos, para que te lleves tu carro”. Como Ernesto le dijo que no tenía esa cantidad, el empleado de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte, le indicó: “Este es un problema muy grande y se paga con muchos años de cárcel y si no tienes en este momento el dinero, te esperamos a que lo consigas”, le indicaron que los podía encontrar en sus oficinas en el bulevar Bicentenario.
Horas después, el propietario del Tsuru llegó a dichas oficinas y al ingresar se percató de la presencia de una mujer, la misma que le había pedido el ride – aventón – por lo que en ese momento intuyó que había sido víctima de “un cuatro” – trampa – pues esa mujer presumiblemente trabaja en complicidad con los empleados de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte, en la región de Huauchinango.
“Acudí a las oficinas para preguntar por los funcionarios y mi sorpresa fue que al abrir la puerta de dicha dependencia me percaté que la chava que había subido en mi coche para darle un ray se encontraba en el interior de dicha oficina, así como también varias damas que no son de la dependencia”.
Por eso el agraviado se presentó a interponer la denuncia penal correspondiente contra Rolando León y quien resulte responsable por abuso de autoridad. Se espera que haya una postura del caso por parte de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte.