El Presidente Enrique Peña Nieto, hizo un llamado a la Cámara de Senadores para que amplíe los espacios de diálogo y acercamiento, con las distintas organizaciones de la sociedad civil para resolver el alcance de la iniciativa sobre la Ley de Seguridad Interior.

Lo anterior, en el marco de la entrega del Premio Nacional de Derecho Humanos 2017, donde señaló que “hemos avanzado con legislaciones como la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes; la Ley General de Víctimas, la Ley General sobre Tortura, y la propia Ley General en Materia de Desaparición”.

Precisó que “en la misma misión de contar con un marco jurídico adecuado para nuestro país se inscribe la iniciativa de la Ley de Seguridad Interior”.

“Sé que existen distintos puntos de vista respecto a esta ley, y aquí mismo hemos escuchado las distintas ópticas, como, estoy seguro, habrá más entre las distintas organizaciones de la sociedad civil, entre sectores de la sociedad, y la propia que tienen quienes tienen la responsabilidad de asegurar condiciones de seguridad para la sociedad desde responsabilidades públicas. El reto que tenemos todos, sociedad y Gobierno, es hacer compatible la actuación de las Fuerzas Armadas, hoy indispensable en muchas regiones del país, con la necesidad de construir instituciones civiles eficaces y hacerlo en un marco de respeto pleno a los derechos humanos”, resaltó.

Destacó que la discusión de esta iniciativa se ha extendido en el Senado de la República, e hizo un llamado a esta Cámara para que “amplíe los espacios de diálogo, de acercamiento, con las distintas organizaciones de la sociedad civil para poder escuchar todas las voces y poder realmente enriquecer lo que, eventualmente, el Senado esté resolviendo en alcance a esta iniciativa presentada”.

El Presidente Peña Nieto dijo que un elemento para lograr el respeto pleno a los derechos humanos “es asegurar que el Estado cuente con instituciones adecuadas para garantizar el cumplimiento de la ley”.