Por Jesús Lemus/Puebla

Si las principales autoridades del gobierno del estado no pueden con los trabajos de seguridad, deberían renunciar lo antes posible, sentenció el Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI.
Así se expresó a través de un comunicado de prensa, tras condenar una vez más la muerte de Meztli Sarabia, hija de Rubén Sarabia Simitrio y quien fue ultimada en las oficinas de la 28 de Octubre en el Mercado Hidalgo.
A través del documento, el PRI estatal y que está a cargo de Jorge Estefan Chidiac, dijo que la inseguridad en el estado de Puebla, principalmente en la capital poblana, se vuelve una constante y que perjudica a todos los poblanos.
El PRI estatal urgió revisar las “estrategias” implementadas por las autoridades estatales y que los servidores públicos de primer nivel cumplan su responsabilidad de garantizar la protección de la vida y el patrimonio de las y los poblanos.
“El Comité Directivo Estatal del PRI condena el asesinato de Meztli Omixochitl Sarabia Reyna, ocurrido este jueves 29 de junio, y se solidariza con el Sr. Rubén Sarabia Sánchez y su familia”, expresa el comunicado de prensa del PRI.
El PRI exigió que el gobierno y ayuntamiento de Puebla, asuman su responsabilidad, pues el instituto tricolor consideró que las respectivas administraciones parecieran que están más preocupados por sus proyectos de promoción personal rumbo a las elecciones de 2018.
“Estaremos al pendiente de los trabajos realizados por la Fiscalía General del Estado, de ninguna manera dejaremos que este crimen quede impune y sea archivado como ocurre con otros casos en esta administración”, concluyó el documento.