Por Patricia Moreno Sánchez             

 

La peatonalización del centro histórico requiere un estudio de movilidad previo, consideró Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla.

Al señalar que se requiere un acceso libre de las calles del centro histórico, principalmente para los enfermos, adultos mayores o personas con alguna discapacidad a todos los servicios que se ofrecen en esta zona céntrica de la ciudad..

 

“Debe haber un libre paso para los templos católicos o bien algún servicio que se localice en esta zona, principalmente para las adultas mayores, las personas con alguna discapacidad, si yo en ocasiones me duelen las piernas para caminar”, comentó Monseñor.
Agregó que el cierre de calles puede afectar la participación de feligreses a los templos del primer cuadro de la ciudad y la llegada de clientes a los comercios como ocurrió durante el programa piloto que se aplicó en la pasada administración.

Mencionar que la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, informó que reactivará el proyecto de peatonalización que impulsó en su momento el ex alcalde Luis Banck.

Lo cual generó molestia entre los comerciantes y hoteleros del centro de la ciudad, que reportaron pérdidas en ventas y dificultad para la proveeduría de insumos en sólo unas semanas de prueba.