• Afirman que la dependencia les adeuda la mitad del retroactivo de 88 mil pesos a por lo menos 30 de ellos.

Odilón Larios Nava.-

Continúa la inconformidad de los policías ministeriales acreditables – los que ya eran activos – en contra de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) porque no les pagaron completo el retroactivo por 8 meses laborados. En total la dependencia estatal adeuda 1 millón 320 mil pesos en efectivo, correspondientes al pago de 44 mil pesos a 30 policías ministeriales.
Según comentaron algunos de los policías ministeriales afectados, a finales del 2014 terminaron los cursos de acreditación, para pasar de ser “acreditables”, lo cual significó dedicar tiempo y recursos económicos a la preparación. Además del interés profesional en acreditarse, un aliciente que tuvieron fue el diferencial de los salarios entre un ministerial normal y un acreditable, éstos últimos ganan cerca de 18 mil pesos, mientras los otros apenas y rayan la mitad de esta cantidad.
Es así como comenzaron el 2015 siendo policías ministeriales acreditables, se les informó a inicio de año que seguirían recibiendo su sueldo mensual de simples ministeriales, pero que en agosto recibirían el resto en una sola exhibición en retroactivo, es decir 88 mil pesos. En cada uno de los 8 meses de enero a agosto, se les adeudó 11 mil pesos, multiplicado por ocho, dan los 88 mil que señalan los agentes entrevistados, quienes solicitaron el anonimato.
Sin embargo la semana pasada, cuando se presentaron a cobrar el retroactivo la PGJ sólo les entregó 44 mil pesos, es decir la mitad. Cuando los ministeriales acreditables reclamaron, la única respuesta que les dieron es que “dieran ese dinero por perdido”.
En el transcurso de los días que siguieron han acudido a preguntar cuándo les van a pagar la cantidad que aun adeuda la PGJ por concepto de salarios retroactivos, pero lo único que han obtenido es malos tratos por parte del área de recursos humanos. Algunos de los consultados señalaron que el personal de dicha área les ha dicho textualmente que no les van a pagar y que “le hagan como quieran”.
Señalaron su deseo de que esta información llegue al titular de la PGJ, Víctor Antonio Carrancá Bourget y a la Secretaría General de Gobierno (SGG) y a la Secretaría de Finanzas, para que se les pueda dar cumplimento a los compromisos que la PGJ tiene con sus trabajadores.