• Por accidente disparó el arpón con su ballesta y éste rebotó en una piedra para después incrustarse en su cuello.

Odilón Larios Nava.- De milagro salvó la vida un pescador cuando resbaló y disparó la ballesta por accidente, el arpón salió a toda velocidad y rebotó en una piedra para clavarse después en el cuello del hombre. Este accidente tuvo lugar el lunes por la tarde en el municipio de Venustiano Carranza, en un arroyo situado en los límites entre Puebla y Veracruz.
Esta macabra y bizarra escena, un hombre con una varilla en el cuello, asustó mucho a los familiares del joven pescador de nombre Silverio Ramírez Pacheco, de 23 años de edad, a quien sacaron del lugar y lo llevaron hasta la carretera para pedir ayuda.
Según los reportes policiales, este hombre estaba pescando con algunos de sus familiares en la comunidad de Cerro Verde. Siendo alrededor de la una de la tarde del lunes, este hombre llevaba su ballesta, tenía listo el arpón, y resbaló y por accidente la ballesta se disparó. La varilla golpeó contra una piedra y al rebotar fue cuando se incrustó en el cuello de Silverio.
Los familiares lo llevaron rápidamente a la carretera que conecta con el Paso de Chicualoque, donde iba pasando en su auto el expresidente Vidente Valencia Ávila, quien llamó a los números de emergencias para solicitar una ambulancia.
Es así como el infortunado joven fue llevado al Hospital Integral de Venustiano Carranza y después fue trasladado al Hospital Regional de Poza Rica, en Veracruz, en donde finalmente fue atendido quirúrgicamente. Se dijo que la vida del hombre de 23 años de edad, no corre peligro, por lo que podrá seguir pescando.