Por Jesús Lemus/Puebla

El ex presidente municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, “vive una Santa Inquisición” tras la persecución que sufre por su cuenta pública 2013 y que derivó con el apoyo del PRI, en la inhabilitación de 12 años para no volver a ocupar un nuevo cargo público, declaró la diputada del PRD, Socorro Quezada Tiempo.
Así lo manifestó en el desarrollo de la sesión extraordinaria del Poder Legislativo, donde los diputados locales avalaron con 32 de votos, la inhabilitación antes citada, además de una multa de 25 millones de pesos.
En su intervención ante el Pleno, la legisladora del PRD criticó que el Congreso del Estado se preste para orquestar en Puebla “una política represora” en contra de los personajes incómodos que hay en el territorio poblano.
Calificó de incongruente la inhabilitación de 12 años en contra del ex presidente municipal por su cuenta pública 2013, cuando los últimos 45 días de la administración de Eduardo Rivera; es decir, del 1 de febrero al 15 de febrero de 2014, se avaló sin ningún problema.
Destacó que lo anterior demuestra una vez más la incongruencia con la que se maneja el Poder Legislativo, para perjudicar a personajes incómodos como Eduardo Rivera Pérez, quien vive una “Santa Inquisición”.
ASE CHICANEÓ LOS TIEMPOS QUE DERIVARPN EN LA INHABILITACIÓN
Por su parte, el diputado del PAN y ex secretario de Gobernación en la administración del ex presidente municipal, Pablo Montiel Solana, puntualizó que hubo inconsistencias en el dictamen para inhabilitar a Eduardo Rivera Pérez.
Entre las inconsistencias del dictamen, dijo, se encuentran que la Auditoría Superior del Estado (ASE) “chicaneó las tiempos” para que Eduardo Rivera Pérez aclarara las supuestas anomalías que se cometieron en la cuenta pública 2013 por un monto de 400 millones de pesos.
“La auditoría incurrió en chicaneadas, no respetó los tiempos y por ello, es que pido que no se vote a favor este dictamen, la Auditoría Superior del Estado no respetó sus tareas en materia de fiscalización”.
PRI HACE MUTIS Y AVALA INHABILITACIÓN
Pese a que el PRI dijo en sus redes sociales que votarían en contra de la inhabilitación del ex presidente municipal de Puebla, este viernes los diputados de la bancada cambiaron su decisión y dejaron caer la guillotina en contra de Eduardo Rivera Pérez.
Es importante señalar que ninguno de los diputados locales del instituto tricolor, usó la tribuna legislativa para emitir alguna opinión respecto a la inhabilitación de 12 años del ex alcalde luego de las anomalías cometidas en su cuenta pública 2013.