Por Patricia Moreno Sánchez

Médicos veterinarios acusan que con la Ley de Bienestar Animal están siendo perseguidos y señalados de ser insensibles en el tratamiento de cualquier tipo de especie animal, al momento de ser atendidos en una consulta médica, o cuando son intervenidos con prácticas de investigación y docencia afirmó Armando Domínguez, representante de los especialistas.
Explicó que entre las sanciones destacan multas de hasta un millón de pesos el retiro de la célula profesional y hasta la clausura de las clínicas, aseguró que en Puebla suman 3 clínicas sancionadas y clausuradas por esta situación.
Aseguró que no están en contra del bienestar animal, sin embargo dijo que el dolor en el animal es inevitable al realizar la curación de alguna lesión o padecimiento de la especie en tratamiento.
Reconoció que los animales, como perros, gatos, ratas, entre otros son utilizados por los estudiantes para sus prácticas veterinarias y para investigación en pro de la ciencia.
“Es necesario la explotación de todas las especies con fines médicos, gracias a ello actualmente contábamos con vacunas y tratamientos para diversos padecimiento que benefician al ser humano”.
Agregó que la explotación animal se registra en todos los sectores desde el médico, investigación, alimentario entre otros, por ello dijo que esto no se debe perseguir ni sancionar.
Por lo que solicitó una audiencia con el gobernador Antonio Gali para plantearle sus inconformidades y solicitar incluir a los médicos veterinarios en alguna modificación a esta Ley.
Recordar que en marzo del 2017, el gobernador Antonio Gali presentó al Congreso Estatal la Ley de Bienestar Animal, la cual fue aprobada 9 meses después con el legislativo,
Con esta Ley de Bienestar Animal se busca combatir el maltrato animal, pues se establece sanciones de hasta 20 mil días de salarios mínimos a quien maltrae a cualquier especie animal.
Lo anterior surgió luego de diversos casos de maltrato animal y señalamientos en el sentido de que los animales como perros y gatos eran maltratados y asesinados y exhibidos en las redes sociales, además del uso de perros para peleas, entre otros casos.
Otras denuncias señalaron que algunos perros y gatos son utilizados por estudiantes del área de medicina y veterinaria para prácticas veterinarias sin anestesia , lo cual era genera un grave dolor para el animal.