• Cuando lo hallaron muerto en Chiautzingo los cerberos se daban banquete con su cuerpo.

Odilón Larios Nava.- Con el rostro completamente descarnado por la acción de los perros, fue encontrado el cadáver de un hombre de 57 años de edad, en la carretera que conduce de San Nicolás Zecalacoaya a San Juan Tetla. El occiso era alcohólico, se desconoce cómo murió, pero los cerberos se dieron un banquete con su cuerpo.
La hermana del hoy occiso fue la que hizo el reconocimiento del cadáver señalando que en vida, el hombre respondía al nombre de Rómulo Mejía Díaz. Sobre su hermano dijo que se dedicaba por completo a la borrachera pues no trabajaba ni tenía alguna otra actividad.
Fuer personal de la policía municipal de Chiautzingo el que llegó hasta el lugar y logró confirmar el hallazgo del cadáver de este masculino, el cual estaba tendido a un costado de la carpeta asfáltica.
Además del rostro, los cerberos ya habían comido parte de uno de los brazos. Personal de la policía municipal resguardó el sitio, mientras que ministeriales de Huejotzingo acudieron para realizar las diligencias del levantamiento de cadáver con el apoyo de peritos del Instituto de Ciencias Forenses.
Fue Florina Mejía, hermana del hoy finado, quien lo identificó y dio información a las autoridades. Hasta el cierre de esta edición se desconocían las causas de la muerte por lo que se esperan los resultados de la necropsia para saber qué fue lo que le arrebató la vida.