CON un gran show se presentó el domingo Luis Miguel como parte de su gira “The Hits Tour”, teniendo por segunda vez el Auditorio Siglo XXI como escenario poblano.
Eran las siete de la noche cuando ya había fans a las afuera del Siglo XXI, en su mayoría mujeres quienes algunas habían viajado desde Morelos y Tlaxcala, el motivo principal era ver a su ídolo “El Sol”, quién ante un sorpresivo lleno total iluminó el inmueble con su brillo, dejando satisfechos a sus seguidores con el mismo repertorio que ofreció la vez anterior cuando se presentó en el mes de marzo en el mismo inmueble que en esa ocasión no agotó.
A pesar de la mala organización por parte de la empresa organizadora “Bacha”, la prensa y colados que entraron como “medios” presenciaron en los pasillos y de pie, lo que fue el show que arrancó con el tema “Mujer de Fuego”, para posteriormente continuar con “Suave”, y así seguir su repertorio pasando por “La incondicional”, “Entrégate”, “Tengo todo excepto a ti”, “Palabra de honor”, “Por debajo de la mesa”, “No se tu”, “Ahora te puedes marchar”, entre otras… Hasta concluir con el éxito “Labios de miel”.
Acompañado de mariachis, orquesta y coristas, Luis Miguel estuvo como siempre luciendo un traje oscuro con camisa blanca y corbata en negro que lo hacía ver impecable, a pesar de lucir unos kilitos de más, eso no importó para que sus seguidoras poblanas se fusionaran entre gritos y piropos para su ídolo, casi desmayándose cuando a este se le ocurrió como acostumbra en esta gira “The hits Tour”, dar sus tradicionales rosas, llevando en la envidia rotunda de quienes no pudieron ser las afortunadas.
Cabe señalar que el cantante cenó en “La Casa de los Muñecos”, tomó sus drinks en el bar del hotel donde se hospedó situado sobre el Boulevard Hermanos Serdán y pudo saludar a su hermano Alejandro Basteri quién radica en Puebla.