El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se mantendrán los refugios a mujeres y sus hijos e hijas, víctimas de la violencia. “Nada que signifique justicia va a ser hecho a un lado. Que quede claro. Refugio de mujeres maltratadas, discriminadas, en riesgo, todo eso se mantiene, eso y más”, subrayó.

Durante la conferencia matutina de este martes, el mandatario reiteró que en el nuevo régimen se eliminan gastos superfluos y estructuras burocráticas que no permitían que los recursos se destinaran a quienes los necesitan.

“Lo que queremos es darle el apoyo directo a la gente, no a los aparatos burocráticos, porque el gobierno estaba ensimismado. El presupuesto era para el mismo gobierno, no le llegaba al pueblo. Esto cuesta trabajo que se entienda, porque había una costumbre burocrática simuladora”, apuntó.

El titular del Ejecutivo aseveró que en esta administración se culminarán obras públicas que se heredaron de los gobiernos anteriores. “Son muchas obras: presas, hospitales, gasoductos, universidades, plantas, trenes”, dijo.

Adelanto que este año se dará prioridad al mantenimiento de caminos y carreteras, así como a las obras en proceso.

“Estamos haciendo una reprogramación para ir terminando obras en proceso. No nos equivocamos, desde el principio dijimos: ‘primero mantenimiento de carreteras, de infraestructura’. Afortunadamente se aprobó presupuesto para mantenimiento de caminos y ya tengo el informe que se han licitado el 75 por ciento de las obras de mantenimiento a estas alturas. Eso fue un avance”, afirmó el jefe del Ejecutivo.

Dado que el presupuesto de este año es insuficiente para acabar con todas las obras pendientes, indicó que al menos este año podría terminarse el Tren Guadalajara, para el que se requiere una inversión de 4 mil 500 millones.

Posteriormente se avanzará con los trabajos del Tren México-Toluca, que necesitará recursos adicionales por 15 mil millones de pesos.

“Se estimó en 20 mil millones de pesos de manera original, fue creciendo la cantidad. Y ahora para concluirlo se necesitan alrededor de 15 mil millones adicionales más lo ya invertido. En total costaría 65 mil millones de pesos lo que se estimó en 20, 25 mil millones”, refirió el presidente.

Sostuvo que los excedentes en los costos de cada obra que quedó inconclusa se revisarán y “en todos estos casos vamos a presentar denuncias para no ser nosotros cómplices porque si no lo mencionamos, sería una omisión si no actuamos. La instancia correspondiente va a decidir. Por eso la Fiscalía independiente”.