• Pretendía rebasar por el pequeño espacio a la derecha del camión con doble remolque.
• Chocó con el costado del primer remolque y una de las llantas le pasó encima.

Odilón Larios Nava.- Era perito en criminalística y dactiloscopia, de la Fiscalía General del Estado (FGE), el motociclista que murió el chocar su motocicleta contra el costado izquierdo de un tráiler, en el kilómetro 117+500 de la autopista México-Puebla. Los primeros peritajes indicaron que el hoy occiso cometió el error de pretender rebasar por un lugar indebido, es decir por el pequeño espacio que quedaba a la derecha del camión de carga el cual circulaba por el carril de baja.
El lamentable y mortal percance ocurrió este martes alrededor de las ocho de la mañana, cuando el 911 recibió varias llamadas que indicaban sobre el choque entre los dos vehículos. Cuando paramédicos de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) llegaron al lugar encontraron que no había nada que hacer, pues las llantas le pasaron por encima y acabaron con la vida del perito.
Agentes de Vialidad Estatal se encargaron de realizar las diligencias del levantamiento del cadáver y localizaron credenciales que identificaron al motociclista como José Dagoberto Muñoz Motolinia, de 35 años de edad, quien era perito en criminalística y dactiloscopia.
Este hombre circulaba con dirección de Cuautlancingo hacia Puebla cuando, según los primeros peritajes, intentó rebasar por la derecha a un tráiler, quiso pasar por apenas un metro que dejaba el tráiler con doble remolque.
Sin embargo eso lo hizo chocar contra el costado derecho del vehículo de carga y cayó en la carpeta asfáltica, al menos una de las llantas le pasó encima y acabó con su vida.
El conductor del tráiler de la empresa Coca-Cola, se quedó en el lugar y esperó a las autoridades, pues se sabía inocente, pues no fue responsable del percance. Aun así, Vialidad del Estado lo aseguró y lo remitió al Ministerio Público para que fuera esa autoridad la que finque o deslinde responsabilidades.
Dagoberto conducía una motocicleta tipo deportiva, color rojo con negro, de la marca Suzuki, la cual quedó asegurada.