Los Pericos de Puebla (49-39) serán anfitriones de los Tigres de Quintana Roo (53-39), líderes de la Zona Sur, y de los Leones de Yucatán (39-50), con vida aun, matemáticamente hablando.
Pericos registró marca de 4-2 la semana anterior en tierras campechanas, limpió a los Delfines de Ciudad del Carmen, y sacó un juego ante los Piratas de Campeche. En casa cuenta con marca de 27-15, segundo mejor registro para un equipo sureño, y en lo que se refiere a duelos en contra de rivales de zona, también tiene la segunda mejor marca con 27-16. De los últimos 10 sólo han perdido 3 encuentros, en este lapso de juegos Sandy Madera y Ángel Berroa, se han combinado para disparar 6 jonrones y remolcar 20 carreras. Colectivamente, los emplumados se mantienen como la mejor ofensiva de toda la liga (.326).
Para la serie en contra de los Tigres, Joe Álvarez mandará al centro del diamante a Sergio Espinosa (6-1, 3.71), mientras que para el segundo y tercer juego aparecerán Andrés Meza, y Edgar Estudillo (3-2, 4.71).
En lo que respecta a los Tigres, vienen de barrer a los Olmecas de Tabasco, al igual que los emplumados solo han perdido 3 juegos de sus últimos 10; como visitantes juegan pelota de .500, y en contra de rivales sureños, ostentan record de 27-15. Colectivamente son el mejor pitcheo de la Liga (3.73).
En la campaña, estas novenas se han enfrentado en 6 ocasiones, y se han repartido créditos de forma simultánea. Del año 2000 a la fecha, Pericos y Tigres, se han enfrentado 101 ocasiones, en calendario regular, siendo 51 triunfos para los felinos, y 50 para los emplumados.
Para el fin de semana, los Leones de Yucatán se meterán al Parque Hermanos Serdán, con calculadora en mano, los melenudos aun cuentan con la posibilidad de alcanzar el juego de comodín. Antes de llegar Puebla, Yucatán se medirá a los Guerreros de Oaxaca, serie clave para sus aspiraciones de postemporada. Los peninsulares son el peor equipo en carretera (14-33). A los emplumados los han enfrentado en 6 ocasiones en este 2014, y solo pudieron ganar par de encuentros, uno de ellos curiosamente cuando debutó Joe Álvarez.