Con trabajos en el aspecto físico, bajo la tutela del norteamericano Von Hayes, los Pericos de Puebla cumplieron con su segundo día de entrenamientos en el Parque Hermanos Serdán.
Alberto Carreón, pelotero insignia del Club, que cumplirá su novena campaña de forma ininterrumpida con el equipo, comentó lo importante de regresar en este 2017 con los emplumados.
“Me siento muy motivado, venir un año más aquí con la novena que empecé, con el equipo con el que fuimos campeones el año pasado, y pues más motivado por ver gente tanto talento nuevo.”
El jalisciense destacó que la mentalidad de todos en la novena verde es buscar el campeonato, y más ahora que probaron las mieles de ser monarcas en la Liga Mexicana de Beisbol “la mayoría de nosotros sabemos lo que significa un gallardete, la meta es obtener el título”.

ALTAS EXPECTATIVAS DE COLE GILLESPIE
Uno de los jugadores extranjeros con mayor renombre en arribar a los campos de entrenamientos es Cole Gillespie, quien cuenta con seis años de experiencia en Grandes Ligas y trabaja en la pretemporada de los campeones Pericos de Puebla desde el primer día de práctica.
“Siento que estoy en mi mejor forma hablando de beisbol, mi cuerpo se siente genial y estoy listo para el reto. Espero tener éxito aquí; cada año establezco metas altas para mí y mi equipo; siento que aún soy capaz de producir”, comentó.
El bateador derecho tuvo la oportunidad de ganar el título colegial con la Estatal de su natal Oregon, junto con Tyler Graham con quien más tarde jugó en la pelota invernal mexicana con Tomateros de Culiacán.
“Quería venir a México por la experiencia, había escuchado muchas cosas de la liga. Se juega muy buen beisbol aquí y estoy emocionado de venir otra vez”. explicó Gillespie.

JOE DUNIGAN JUGARÁ FUERTE CADA NOCHE
Una enorme pasión por el beisbol y un gran cariño al público, además de sus sobresalientes números en las distintas ligas en que ha jugado, conforman la carta de presentación de Joe Dunigan, refuerzo extranjero para los Pericos.
“Pueden esperar que juegue duro cada noche; a veces puedo llegar a ser intenso, pero es mi pasión por el juego, amo ganar y a los aficionados y, lo que pueda hacer para que se diviertan más, lo haré, ya sea convivir con ellos, platicar durante el juego o bromear durante el juego”, aseguró Dunigan.
“Me encanta jugar fuera de los Estados Unidos. Creo que por alguna razón es más divertido; los aficionados están más metidos en el juego, los muchachos tienen más pasión por el deporte”, confesó el jardinero y primera base.