• Fallecieron dentro de una zanja sepultados por tierra cuando colocaban drenaje.

Odilón Larios Nava.- En el barrio de Ixtlahuaca, en Teziutlán, dos hombres perdieron la vida mientras se encontraban trabajando en la colocación de drenaje. La tierra se desprendió y los sepultó, aunque sus compañeros rápidamente comenzaron a retirar la tierra y las autoridades municipales se sumaron, los dos varones no pudieron ser rescatados con vida.
Las paredes de tierra a ambos lados de la zanja no estaban apuntaladas y esto hizo que la tierra se reblandeciera y las paredes de la zanja se vinieran abajo y los dos hombres que estaban dentro quedaran sepultados.
Los trabajos de colocación del drenaje se llevaban a cabo en la calle Maximino Ávila Camacho, en Tezitlán. Los dos hombres que fallecieron en el lugar son Mario Antonio y Miguel, de 40 y 42 años de edad, respectivamente, como quedó señalado dentro de la carpeta de investigación 1036/2016.
Una vez que la tierra sepultó a los hombres sus propios compañeros comenzaron a quitar la tierra para rescatarlos, también se sumaron las autoridades de aquel municipio. Sin embargo una vez que pudieron extraerlos los dos masculinos ya habían muerto, por la falta de oxígeno y la presión de los kilos de tierra presionando sus cuerpos.