• Un hombre fue a matar con un balazo a su adversario y los acompañantes de éste lo golpearon y picaron con una daga y minutos después también murió.

Odilón Larios Nava.- Dos hombres muertos fue el saldo que dejaron hechos violentos suscitados en el Mercado Unión, un conocido foco de inseguridad y violencia al que las autoridades siguen permitiendo operar. La principal línea de investigación apunta a que se trató de un ajuste de cuentas entre narcovendedores.
Los reportes preliminares, basados en las declaraciones de al menos un testigo, indicaron que un hombre que hasta el cierre de esta edición no había sido identificado, llegó alrededor de las 16:30 horas al mercado mencionado y discutió con uno hombre del mercado Unión.
Ahí, dentro, lo habría amenazado con una pistola, pero el hombre con el arma se retiró de forma momentánea. Sin embargo regresó en tan sólo unos minutos y le disparó en el pecho a un hombre identificado como Francisco Cuautle.
El hombre que jaló del gatillo fue agredido por los acompañantes de Francisco Cuautle, los cuales lo habrían golpeado salvajemente y picado con un puñal, dejándolo inconsciente. Una versión apunta a que lo agredieron dentro del propio mercado y cuando lo vieron inconsciente lo cargaron y llevaron hasta la 15 Norte esquina con 64 Poniente donde lo dejaron tendido en la cinta asfáltica.
Una segunda versión señaló que una vez que disparó a Francisco, el hombre salió corriendo y fue alcanzado en la 15 Norte y 64 Poniente en donde lo golpearon y apuñalaron. Sus agresores escaparon del lugar.
El herido de bala fue llevado al Hospital de Traumatología y Ortopedia del Sector Salud por sus propios conocidos, donde poco después de ingresar falleció.
Mientras que el hombre que le disparó fue atendido por paramédicos de SUMA, algunas versiones policiales, el varón ya estaba muerto en el lugar, pero aun así se lo llevaron a un hospital donde se realizaría el levantamiento del cadáver.
Las fuentes consultadas indicaron que se trató de un tipo de ajuste de cuentas entre narcovededores, esta es la principal línea de investigación que siguen las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE).