Odilón Larios Nava.-

Tras una semana de luchar por salvar la vida, pereció en el hospital de Traumatología y Ortopedia, la abuela del bebé que el lunes 30 de murió en el choque del taxi contra el muro del distribuidor Zaragoza frente al mausoleo. Aquel día también pereció el conductor de la unidad de alquiler.
El ,mortal percance ocurrió al inicio del distribuidor vial Zaragoza frente al Mausoleo del héroe poblano. Aquel día perdió la vida Armando Pulido Velázquez el conductor del taxi y un bebé de apenas unos días de nacido.
La madre del bebé, Paola Hernández Ramírez, de 24 años de edad también resultó lesionada de gravedad. Aunque en peores condiciones quedó la abuela del recién nacido, Bertha Ramírez Gallardo, de 57 años de edad.
Esta última mujer, estuvo internada en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, donde las lesiones que sufrió terminaron por cobrarle la vida. El domingo pasado, alrededor de las 03:30 horas pereció.
El agente del Ministerio Público Especializado en Delitos Culposos de la Delegación Oriente, acudió para llevar a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver en el citado nosocomio, y anexar esta muerte a la averiguación previa 515/2014.
Los familiares del bebé y la mujer que perdieron la vida exigen que la aseguradora responda y pague por el daño causado a los deudos. Aseguraron que hasta el domingo nadie les había dado alguna solución, Aunque este lunes la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) se comprometió a que tomarían parte en la resolución del problema.