Un taxsta lo llevó aún con vida a su casa, pero los paramédicos tardaron en llegar tres horas.

Un alcohólico perdió la vida en condiciones por demás extrañas la mañana de este jueves, en su vivienda ubicada en la colonia Nueva Resurreción.

Se trata de José Antonio Lopez Sanchez de 43 años de edad, quien de acuerdo con los datos proporcionados por su esposa, habría sido arrestado por una falta administrativa 36 horas antes, por ello paso dicho tiempo en el Juzgado Calificador de la Delegación Oriente.
La mujer señaló que José Antonio era adicto a las bebidas embriagantes. Resaltó que era cumplido con los gastos de la casa y de sus hijos, pero que cada cierto tiempo le avisaba que iba a tomar y agarraba la borrachera por varios días. Cuando hacia lo anterior se tornaba violento.
Comentó que su marido había sido detenido la noche del martes e ingresado al Juzgado Calificador por lo que este jueves estuvo atenta a que se cumpliera el plazo para irlo a recoger, sin embargo a las cinco de la mañana un taxista de la Central Mundo llegó hasta su domicilio ubicado en la calzada Malintzi número 8031 de la colonia Nueva Resurreción.
El taxista tocó la puerta y le dijo que llevaba a alguien, la mujer se asomó por la ventana y al ver que se trataba de su esposo abrió la puerta. El conductor del vehículo del servicio de alquiler le indicó que había recogido al hombre en Covadonga donde un señor con traje y barbón hizo abordar al hombre borracho y pidió que lo llevara a su domicilio.
Aunque aún tenía signos vitales, los paramédicos tardaron en llegar tres horas y al revisarlo ya estaba muerto. De las diligencias del levantamiento de cadáver se encargó el Ministerio Público de Homicidios quien por estos hechos sólo inicio una constancia.