• Autoridades ya investigan la identidad del presunto responsable del atropellamiento.

Odilón Larios Nava.- Metros antes de llegar a la caseta de cobro en la autopista a Atlixco, un hombre de 55 años de edad perdió la vida de forma estrepitosa, al ser atropellado por un vehículo Chevrolet. Se desconoce la identidad del presunto responsable, pues se presume que logró escapar.
Los hechos ocurrieron en pleno día del padre, en la referida vialidad con sentido a Puebla. Según los primero peritajes el reloj marcaba minutos antes de las 09:00 horas cuando un hombre al intentar cruzar la autopista, en el carril de alta fue embestido.
Las primeras investigaciones hechas por autoridades periciales, determinaron que el conductor de un vehículo Chevrolet, color gris, con placas de circulación TYV-24-40 del estado de Puebla, iba a alta velocidad cuando impactó al peatón.
Por las huellas de frenado, se presume que al frenar, perdió el control de la unidad y eso hizo que saliera de la carpeta asfáltica. El cuerpo quedó a escasos 3 metros del vehículo varado, sobre la carpeta asfáltica.
Cuando llegaron los paramédicos de SUMA, a bordo de la unidad 023, revisaron a la víctima del percance vehicular y se percataron que no presentaba signos vitales. Así fue como uniformados de la Policía Estatal y Vialidad del Estado tomaron conocimiento y acordonaron la zona hasta la llegada del Agente del Ministerio Público de San Andrés Cholula.
Durante el levantamiento del cadáver se localizó entre las pertenencias del occiso una credencial de elector la cual lo identifica como Nicanor Macario Díaz Reyes, de aproximadamente 55 años de edad.
Así fue como este hombre pereció en pleno día del padre. Las autoridades ministeriales realizan las investigaciones para tratar de dar con el responsable de este homicidio de carácter culposo.
Hasta el cierre de esta edición se desconoce la identidad del conductor de la unidad, ya que escapó dejando abandonado el vehículo, sin embargo al interior del automotor se encontró una tarjeta de circulación a nombre de Juan Carlos López Roldán, por lo que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) investigarán si ese documento corresponde a la persona que conducía el automóvil en el momento del atropellamiento.