• Iba a acompañar a su esposa a los baños de una gasolinera, pero un vehículo le ganó el paso.

Odilón Larios Nava.- Atropellado en plena autopista Puebla-Orizaba murió un hombre de 24 años de edad, cuando pretendía acompañar a su esposa al baño, atravesando sin precaución esa rápida vialidad.
Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 18:30 horas del pasado domingo en la autopsita, con sentido a Orizaba, a la altura del kilómetro 125+00, cerca del puente que comunica con la Vía Corta a santa Ana.
Al respecto Francisca, la esposa del hoy occiso, señaló que habían acudido al Mercado Hidalgo. Posteriormente tomaron la ruta 100 para dirigirse a su casa en san Mateo Mendizábal, perteneciente al municipio de Amozoc.
De pronto la mujer señaló que ella no podía aguantar más las ganas de ir al baño y por eso convenció a su esposo para que bajaran y ella pudiera buscar un sanitario.
Por ello descendieron del autobús pasando Stanley y a metros de llegar al puente que comunica con la Vía Corta a Tlaxcala. Se dieron cuenta que debían cruzar las laterales y los carriles de la autopista para llegar a la gasolinera ubicada a la altura de la Central de Abasto para poder ingresar a los baños del lugar.
El varón acompañaba a su mujer, pero en los carriles que conducen a Veracruz una camioneta pick up, color blanco, con placas del estado de Puebla, propiedad de una empresa dedicada a la venta de calentadores solares, pasó a alta velocidad y lo embistió, arrebatándole con ello la vida.
Trascendió que Patricio García Ríos, de 24 años de edad, fue proyectado entre 25 y 35 metros, por lo que el golpe en el asfalto le había arrebatado la vida al instante.
El conductor de la camioneta perdió el control, salió por unos metros de la carpeta asfáltica y después se volvió a incorporar, sin embargo la dirección se le descompuso y la camioneta quedó en el lugar.
Los vigilantes de las obras del segundo piso de la autopista llegaron hasta el sitio e impidieron que el conductor escapara, una vez que llegó la Policía Federal entregaron al probable responsable del homicidio culposo.
Francisca explicó que ella logró pasar al centro de la autopista, justo debajo del segundo piso, pero que escuchó el impacto de la camioneta con el cuerpo de su esposo y al voltear lo vio tendido sobre la carpeta asfáltica.
Paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) se encargaron de dar los auxilios correspondientes pero el hombre falleció en cuestión de minutos.

CARROZA DE FUNERARIA LEVANTA EL CADÁVER

Tuvieron que pasar cerca de 4 horas, es decir hasta las 22:30, para que se efectuara el levantamiento del cadáver, debido a la falta de coordinación entre la Fiscalía General del Estado (FGE) y las corporaciones de policía preventiva.
Fueron los agentes de la Policía Federal, quienes estan capacitados para realizar levantamientos de cadáveres, los mismos que mostraron su mejor disposición de hacer las diligencias cuanto antes, pero no contaban con el Servicio Médico Forense (SEMEFO) para que se hiciera el traslado del cadáver.
Aunque avisaron desde horas antes, el SEMEFO nunca llegó. Es por ello que para brindar la atención a los familiares que exigían que se hiciera el levantamiento porque ya había pasado mucho tiempo tirado en el lugar, la Policía Federal solicitó a un representante de una empresa funeraria que se encontraba en el lugar, a manera de favor, que le apoyara en el levantamiento del cuerpo y en el correspondiente traslado.
Las empresas funerarias no están señaladas como actores dentro del Nuevo Sistema de Justicia Penal, sin embargo ante la desorganización que impera en la Fiscalía, fue la solución que debieron implementar los policías federales.