El Presidente Enrique Peña Nieto se reunió ayer por la noche con miembros de la comunidad empresarial y de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, para coordinar la ayuda que se brindará a los damnificados del sismo del pasado 7 de septiembre.

Lo anterior respondiendo al llamado que el Presidente hiciera en días pasados, los líderes del sector privado y social se manifestaron dispuestos a colaborar en la reconstrucción de las viviendas y de la infraestructura afectadas por el fenómeno natural.

El Titular del Ejecutivo Federal dio a conocer que son más de un millón 200 mil personas afectadas por el sismo, y destacó la importancia de reactivar la economía de las familias. En ese sentido, adelantó que el Gobierno de la República pondrá en marcha un programa de apoyo a la reactivación de la actividad económica en Chiapas y Oaxaca.

Destacó que la Declaratoria de Emergencia Extraordinaria, emitida para 41 municipios oaxaqueños y 118 chiapanecos, permitirá destinar recursos para emprender la reconstrucción y que, a través del Acuerdo publicado el miércoles, todas las dependencias del Gobierno se dedicarán a atender las zonas afectadas.

El Presidente Peña Nieto enfatizó que “si trabajamos en solidaridad y en conjunto con el sector privado, podremos actuar de manera mucho más expedita”. Agradeció a los asistentes por haber atendido a la convocatoria y ser parte de este esfuerzo. “Hay mucho patrimonio familiar y cultural dañado; la labor de reconstrucción exige que seamos solidarios”, indicó.

Finalmente, mencionó que las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y de Hacienda y Crédito Público evaluarán los mejores mecanismos para que los empresarios del sector puedan contribuir a la reconstrucción.