A fin de contar con un suministro de energía seguro y constante, en beneficio de 24 mil 500 usuarios, el Presidente Enrique Peña Nieto inauguró la Red Eléctrica Subterránea del Centro Histórico de la Ciudad de México, en la que se invirtieron mil millones de pesos, afirmó que, junto con el Gobierno del Distrito Federal, “el Gobierno de la República está comprometido a asegurar mayores niveles de vida para los capitalinos”.
Señaló que con la modernización integral de la red de distribución eléctrica del Primer Cuadro de la capital, el Centro Histórico cuenta ahora con una red eléctrica más ordenada, fácil de operar y con una medición permanente y más precisa.
Informó que, por la importancia de estos logros, se acordó con el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera Espinosa, emprender la modernización de la red subterránea de todo el Corredor Reforma, mediante una inversión de mil 500 millones de pesos, en beneficio de 43 mil domicilios, oficinas y comercios.
“Vamos a asegurarnos de que esta histórica vía, emblema del pasado y futuro de nuestra capital, cuente con una infraestructura eléctrica de vanguardia, garantizando el suministro energético de este creciente corredor financiero, turístico y habitacional”, dijo.
En ese sentido, indicó que era una demanda recurrente la mejora en el servicio eléctrico del Centro, ya que por la antigüedad de la red eran frecuentes las fallas y desperfectos, que derivaban en riesgos, costos e incomodidades para sus habitantes, el turismo y los prestadores de servicios. Incluso, señaló, llegaron a presentarse cortocircuitos, explosiones e incendios en las “mufas” o puntos de conexión.
Por tal motivo el Gobierno de la República, a través de la Comisión Federal de Electricidad, realizó la modernización integral de la red de distribución eléctrica del Centro Histórico de la Ciudad de México, para lo cual se construyeron 257 kilómetros de líneas eléctricas subterráneas, cifra que representaría, dijo, tender una red desde la Ciudad de México hasta Dolores Hidalgo, Guanajuato.
Recordó que el Centro Histórico pertenece a todos los mexicanos, ya que en él se ubican alrededor de mil 500 edificios con valor arqueológico, histórico y artístico, como el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, hoy sede del Gobierno del Distrito Federal, y el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo Federal, por lo que ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Además, en sus calles, plazas y edificios se vivieron hechos que determinaron el rumbo de nuestro país.
En el acto, celebrado en al Patio de Honor de Palacio Nacional, el Presidente Enrique Peña Nieto expresó su reconocimiento a la disposición política del Jefe de Gobierno para sumar y multiplicar esfuerzos en favor de todos los habitantes de la capital y, al mismo tiempo, le reiteró el firme compromiso de su Administración “de seguir trabajando, en corresponsabilidad, en beneficio de nuestra ciudad capital”.