La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) informó que pese a estar cerca de lograr un acuerdo referente a las nuevas tarifas por almacenamiento de turbosina derivado de la apertura del mercado, al sector le preocupa que se generen otros incrementos como el costo de la molécula de este carburante.
“De la manera que está siendo manejado el mercado, hay la posibilidad que Pemex continúe al final manteniendo su posición dominante y condicionando la entrada de otros competidores, lo que podría generar que al final los precios de la molécula del combustible, se incrementen”, explicó el director ejecutivo del organismo, Luis Felipe de Oliveira.
En entrevista con Notimex, detalló que dicha situación afectaría en gran medida la operación de las aerolíneas en el país, por lo que se requiere que el costo del combustible registre una verdadera reducción con la entrada efectiva de nuevos proveedores para la utilización de ductos o infraestructura de la empresa estatal, hasta que se realicen inversiones de los competidores.
Mencionó que actualmente, ante la falta de capacidad externa, Pemex continuará realizando la producción y distribución del combustible, lo que podría generar más incrementos en los costos del mismo.