• La situación estuvo controlada desde el primer momento, pero debieron dejar que la llama siguiera hasta que se consumiera el gas.

 

Odilón Larios Nava. – De acuerdo con un comunicado oficial de Petróleos Mexicanos (Pemex) el incendio causado por la toma clandestina en el gasoducto Cactus-Guadalajara, en San Jerónimo Ocotitlán, en el municipio de Acajete, estuvo controlado desde el primer momento, pero para evitar riesgos decidieron que el combustible debía seguirse consumiendo hasta agotarse, esa es la razón por la que la flama permanecía hasta este jueves por la tarde.

El incendio comenzó alrededor de las 02:30 horas del pasado miércoles en San Jerónimo Ocotitlán, cuando una toma clandestina se salió de control a los grupos de huachicoleros que estaban robando gas LP.

Los vecinos refirieron haber escuchado una fuerte explosión y después vieron la noche iluminarse a causa de la intensa flama que quedó en el lugar. Algunos vecinos abandonaron sus casas, aunque después las autoridades les indicaron que no corrían ningún riesgo.

Desde un inicio Pemex Logística y autoridades municipales y estatales, controlaron la situación. Lo anterior implicó dejar que la llama siguiera consumiendo, de manera controlada, el combustible, esto después de ir cerrando paulatinamente el gasoducto.

La paraestatal el día de ayer dio a conocer el siguiente boletín informativo:

Desde que fue reportado el incendio, el día de ayer en el ducto de gas L. P Cactus – Guadalajara, personal de Pemex en coordinación con las autoridades de seguridad y protección civil, atendió la emergencia y aseguró la zona para garantizar la seguridad de los habitantes de la zona.

Aunque actualmente el ducto ya se encuentra cerrado, se determinó seguir consumiendo gas de manera controlada a fin de evitar riesgos.

Pemex Logística trabaja en la instalación de implementos que permitan desviar el flujo de gas y con ello reducir de manera paulatinamente el incendio, y cancelar la toma clandestina que originó el siniestro.

Después de la conclusión de estos trabajos se podrá extinguir en su totalidad el fuego derivado de la toma clandestina.