• Vinieron a Puebla a buscar universidad y uno de ellos encontró la muerte.

Odilón Larios Nava.- Adolescentes en estado de ebriedad protagonizaron un fatal accidente dejando como saldo una persona sin vida y cuatro más lesionados. Se sabe que los jóvenes son originarios de Cuetzalan y habían venido a la capital poblana a buscar universidades para estudiar.
Sin embargo el exceso de velocidad y los efectos del alcohol provocaron el accidente automovilístico, cuando al perder el control de la unidad chocaron contra un inmueble.
Los hechos se registraron en la Prolongación de la 16 de Septiembre y calle Margaritas frente al número 6119, en la colonia Bugambilias. Alrededor de las 03:45 horas de este jueves.
Los jóvenes que sufrieron el percance viajaban a bordo de un Corsa, color gris, con placas de circulación TYK-49-78 del estado de Puebla. En el punto señalado chocaron contra una clínica dermatológica y eso les hizo dar varias volteretas.
Se requirió del trabajo de personal de Protección Civil del Estado con su equipo de rescate urbano y socorristas de Cruz Roja para realizar la extracción del copiloto y un joven que viajaba en el asiento trasero. Éste último al ser checado por los paramédicos fue decretado muerto.
El occiso, poco después, fue identificado por uno de sus hermanos que llegó al lugar, como Juan Carlos Aparicio Guerrero, de 21 años de edad, quien era originario de Cuetzalan, pero rentaba un cuarto en la colonia El Cerrito, se mencionó que trabajaba en una pizzería.
Uno de los lesionados fue identificado como Miguel Aparicio Guerrero de aproximadamente 26 años de edad, otro como Leoncio, y una mujer como Fernanda Varillas Torres de 20 años de edad. Otro de los jóvenes identificado como Manolo Mora Rivera, de 20 años de edad, no requirió de ser trasladado a ningún hospital.
Los lesionados fueron trasladados al Hospital de Traumatología y Ortopedia ubicado en san Pablo Xochimehuacán. Se presume que Miguel conducía la unidad por lo que quedó bajo resguardo policial.
El ocupante del carro que estaba en mejores condiciones indicó a las autoridades que llegaron de Cuetzalan para buscar universidades donde estudiar, pero fueron de parranda y desgraciadamente terminó en tragedia.