Texto y Fotos: Carlos Linares Mendoza
LA socialité, empresario, modelo, cantante y dj, Paris Hilton, estuvo
en la Ciudad de México y LA OPINIÓN DIARIO DE LA MAÑANA, pudo
estar con ella durante una firma de autógrafos en Suburbia Parroquia,
de Plaza Universidad.
Desde muy temprano largas filas se hicieron en dicho centro comercial
situado al sur de la Ciudad de México, a quince minutos de la Central
Taxqueña y tres calles del metro Zapata.
Aunque el evento estaba programado a las 12:00 del día, cuando la tienda
abrió ya se encontraban fans haciendo fila para poder conocer a una de
las mujeres más ricas del mundo, pues su fortuna asciende a 4.2 mil
millones de dólares.
En el lugar a todos los asistentes les dieron helados que Paris pidió repartir
mientras arribaba, los helados eran de zarzamora, coco y fresa, el cono
tenía el nombre de “Paris Hilton” y también el nombre de su nueva loción.
El reloj marcaba las 12:45 del día, en medio de tumultos y escoltada por
una decena de guardaespaldas que la misma tienda le proporcionó, Paris
Hilton llegó, agradeciendo a los asistentes su presencia, ofreciendo una
disculpa por la demora debido al tráfico e inmediatamente lanzó besos a
todos los presentes, “México los quiero mucho”, mencionó para sentarse
en un sillón negro forrado en terciopelo, junto a una mesa y un florero con
rosas blancas, y así comenzar su encuentro con sus fans mexicanos, de
fondo sonaba el DJ que amenizaba con canciones de ella y lo mejor en la
música del momento en inglés.
El motivo de su visita a la Ciudad de México, era para dar a conocer su
nueva fragancia “Electrify”, a quienes se las firmó en un kit que contiene
dos cremas, el perfume y un perfume pequeño de bolsillo, también
obsequió a todos los que compraron su perfume una bolsa color rosa de
su línea de productos, como agradecimiento.
“Me encuentro contenta de estar una vez más en México, de poder otra
vez saludarte Carlos, en esta ocasión el motivo de mi visita es para
presentar mi nueva fragancia que me describe como una DJ, con olores
florales, aceite de coco y una gama de cítricos ideales para una noche de

fiesta, una noche de antro o simplemente para oler muy fresco”, comentó
Paris para LA OPINIÓN DIARIO DE LA MAÑANA.
“Siempre que vengo a México me llevo el cariño de los mexicanos, me
tratan como en casa, me agrada mucho venir a este país, trato de hacerlo
por lo menos una vez al año, también quiero decirte que admiro tu labor
que haces con los perritos de la calle y todas las publicaciones que
compartes, me alegra saber que he motivado a personas como tu a ayudar
a los demás; que siempre viajes de Puebla para poder estar conmigo, lo
agradezco y lo valoro mucho Carlos”, Concluyó.
Durante tres horas y media la guapa modelo se dejó querer por los
mexicanos sin importar edad, género, religión y preferencias sexuales.
Paris no paró de firmar su nueva fragancia y lanzó besos para los
asistentes que se encontraban desde las vallas mirándola.
Luciendo un vestido entallado en color negro, guantes del mismo color,
zapatos plateados y un collar de perlas así como otro collar en diamantes,
la guapa también cantante no dudo en cada minuto poder darse un
retoque de maquillaje para salir bien en todas las fotografías.
Hizo un pequeño intermedio para poder acudir al sanitario y tras diez
minutos, regresó al lugar para continuar regalando fotos y autógrafos a los
cientos de asistentes congregados en dicha plaza.
Con un cabello recogido y una tradicional cola de caballo, París Hilton
recibió flores de sus fans, quienes la mayoría se quedó hasta el final para
poder ver como se retiraba de la tienda departamental.
Hilton firmó hasta el último perfume de la fila, se tomó la foto del recuerdo
con los empleados de Suburbia y también pudo acercarse a las vallas para
que la vieran de cerca sus fans.
Un día antes Paris Hilton tuvo una cena con niños con problemas de
autismo, a quienes les llevó regalos y se dejó querer por los pequeños,
quienes la recibieron con abrazos.
Cabe señalar que Paris Hilton al día siguiente de su visita a México, asistió
a la Ceremonia del Funeral de su Abuelo Barron Hilton, quien falleció a los
91 años; El evento luctuoso se realizó en la iglesia del Buen Pastor en
Beverly Hills, California, allí estuvo Paris Hilton acompañada por sus
Papás, sus hermanos y demás familiares, recibiendo a todos los invitados
que fueron a darle el último adiós al magnate, quien les heredó un millón
de dólares para cada uno de sus hijos, nietos y bisnietos y el 97% restante
de su fortuna lo dejó para ayudar a causas humanitarias, como religiosas,
niños con sida, cáncer, personas en situación vulnerable en África, etc.

Agradecemos a Suburbia Sucursal Parroquia, todas las facilidades
otorgadas para la realización de esta cobertura con Paris Hilton en su
visita a la Ciudad de México.