Por: Carlos Linares Mendoza
NO cabe duda que el alcohol y las drogas son el mayor enemigo del hombre, la pareja de Kourtney Kardashian de nombre Scott Disick no controla su manera de beber, y cada vez que lo hace termina en muy mal estado.
Salió a la luz que durante su festejo por su cumpleaños 31, el empresario terminó en el hospital.
Scott disfrutó como dijeran “Una noche de copas, una noche loca”, en el exclusivo club nocturno de Nueva York, donde se puso mal y hasta al hospital fue a parar ya que mezclo drogas y alcohol.
Afortunadamente todo quedo en el susto, y Scott Disick ya se encuentra bien, pero mientras no ponga un alto a su manera de beber, los sucesos en fiestas podrían continuar.