• Sus familiares los encerraron para que dejaran de beber y entonces decidieron suicidarse.
• El hombre murió, su esposa sobrevivió y se encuentra en el Hospital General de Cholula.

Odilón Larios Nava. – Un matrimonio, en donde el hombre y la mujer eran alcohólicos, tomaban todos los días, se cortaron las venas para suicidarse porque su familia los encerró en su casa de Santa María Coronango para que ya no tomaran. El varón consiguió su objetivo; los médicos del Hospital General de Cholula lograron salvar la vida de la fémina, ésta fue la que contó a las autoridades que decidieron matarse porque sus familiares no les daban licor.
La mañana de este miércoles la familia de este matrimonio fue a verlos al cuarto en donde los tenían encerrados y se percataron que Rosalba de 38 años y David Toxqui Guerra de 36 años, estaban completamente ensangrentados.
Los dos habían perdido mucha sangre, pero la mujer estaba consciente mientras su esposo había perdido la consciencia. La mujer con sus pocas fuerzas comentó que decidieron suicidarse porque no les daban alcohol.
Por el mal estado en el que estaban, y para no perder tiempo, los propios familiares los llevaron en un vehículo particular al Hospital General de Cholula en un vehículo de la familia. Al llegar, los médicos les indicaron que David estaba muerto y Rosalba se encuentra siendo atendida en dicho nosocomio.
La pareja llevaba 22 años de casados, hasta hace tres años se habían mantenido como bebedores ocasionales, pero a partir de esa fecha comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas todos los días. Por eso fueron a un anexo de Alcohólicos Anónimos (AA) en 2016. Al salir en noviembre de aquel año, juraron no beber durante doce meses.
La pareja cumplió su juramento, pero apenas llegaron a la fecha límite, noviembre del 2017, volvieron a tomar y de nuevo lo hicieron a diario. El pasado 30 de enero desaparecieron y no regresaron a su casa hasta el 3 de febrero, estaban bajo los efectos del alcohol.
Por eso, para evitar que siguieran bebiendo y haciéndose daño, sus familiares decidieron encerrarlos. Así estuvieron hasta este miércoles, cuando al ir a buscarlos en la mañana, notaron por la ventana del cuarto que el colchón estaba completamente ensangrentado. Debieron romper una ventana para poder ingresar y ayudarlos.
Después los llevaron al nosocomio ya mencionado donde los médicos informaron que David estaba muerto. En el hospital las autoridades ministeriales realizaron las diligencias del levantamiento de cadáver. E iniciaron la carpeta de investigación del caso.