• Piden a la ciudadanía apoyo con donativos y no confundirlos con los charlatanes que se hacen pasar por paramédicos.
• Ellos brindan servicio en accidentes y siniestros pero no reciben ningún tipo de subvención.

Odilón Larios Nava.- Paramédicos de Cruz Ámbar Acatzingo, señalaron el mal momento económico que enfrente la corporación, la cual no recibe ningún tipo de subvención económica, por lo que se mantiene de los donativos que da la ciudadanía. Sin embargo en épocas recientes un grupo de charlatanes y vividores, se hacen pasar por técnicos en urgencias médicas en cruceros y transporte público, lo cual afecta a los verdaderos rescatistas porque la gente por esa razón ya no coopera.
Otra cosa que afecta a estas corporaciones es que los ayuntamientos, que en otro momento apoyaban económicamente a Cruz Ámbar Acatzingo a cambio de sus servicios, ahora se hacen los desentendidos, aunque siguen delegando a esa corporación la responsabilidad de atender los accidentes y siniestros de su territorio.
Debido a que han proliferado algunos pseudoparamédicos que estafan a las personas por medio de colectas en cruceros y camiones de transporte público, cuando los verdaderos técnicos en urgencias médicas como Cruz Ámbar Acatzingo, salen a realizar colectas similares son confundidos con los charlatanes y la gente se niega a cooperar.
Por ello algunos de los paramédicos de Cruz Ámbar, con los que nos hemos entrevistado, hacen un llamado a las ciudadanía para que los identifiquen plenamente y de esta manera puedan hacer alguna donación confiando en que se trata de verdaderos rescatistas que acuden a atender accidentes y siniestros.
Cruz Ámbar, cabe destacar, no cuenta con alguna subvención por parte del estado o de algún municipio, por lo que sus servicios dependen de las aportaciones de los ciudadanos y de los propios afectados que requieren de atenciones o traslados.
El combustible, el equipo médico y medicamentos, así como las reparaciones y mantenimiento de las ambulancias, y los propios honorarios de los paramédicos depende de las aportaciones ciudadanas. Por ello es muy importante que las personas reconozcan a la corporación para que se sientan en confianza de donar, porque su dinero será ocupado para atender a la gente que lo necesita.
Los paramédicos de Cruz Ámbar entrevistados, mencionaron que anteriormente los municipios, a donde no llegan los servicios de SUMA o Cruz Roja, llegaban a algún acuerdo con ellos. El acuerdo consistía en que Cruz Ámbar cubría las emergencias a cambio de un apoyo económico que les permitiera seguir solventando sus servicios. Pero actualmente esos municipios, como Acatzingo, Felipe Ángeles, Nopalucan, entre otros, han dejado de suministrarles los pocos recursos con los que apoyaban, pero aun así continúan requiriendo de los auxilios. Por lo anterior llaman a las autoridades municipales a que inyecten recursos a la corporación para que continúen brindando apoyo en aquellas regiones donde opera Cruz Ámbar.
“Le decimos a la gente, a las personas en general, que apoyen, que no nos confunda con los charlatanes. Nosotros vamos uniformados y nos podrán ver atendiendo los accidentes, pero requerimos recursos para poder seguir ayudando a la ciudadanía. Y no estaría mal que los ayuntamientos voltearan a vernos, nosotros vamos cuando se requiere, pero a veces ni las gracias dan, y para seguir brindando ayuda requerimos de recursos” dijo uno de los paramédicos entrevistados por este diario.
Cabe señalar que Cruz Ámbar cuenta con presencia en doce regiones, pero debido a la falta de apoyo de la ciudadanía y los ayuntamientos, actualmente sólo están operando en cuatro regiones, entre ellas Cruz Ámbar Acatzingo, que presta servicios prehospitalarios en varios municipios cercanos a Acatzingo.