La Procuraduría General de la República (PGR), nueve días después de los enfrentamientos ocurridos en Palmarito Tochapan, municipio de Quecholac, hizo acto de presencia en la población. Sin saber bien qué podrían encontrar, después de tanto tiempo, agentes investigadores llevaron un equipo de peritos, con los que estuvieron trabajando por varias horas en el lugar.
Esas diligencias estuvieron encabezadas por el delegado en Puebla de la PGR, pero no hubo declaraciones sobre los trabajos que realizaron, tampoco de los avances de la investigación, luego de que la Fiscalía General del Estado les remitiera los expedientes, por ser un asunto del fuero federal.