Por Alberto Arcega Macuil / Puebla

Los países de alto consumo, son los directamente responsables del constante cambio climático que hoy por hoy se presenta y eso llevará a la desestabilización de las condiciones sociales en el planeta, reveló la Doctora Fernanda César Arnaiz, directora de la Escuela de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac Puebla.
Indicó que el cambio climático es la expresión más concreta de que el sistema es una unidad en la cual todos los modelos que se han generado van impactando al planeta.
“La modificación del clima llevará a la desestabilización de las condiciones ambientales y sociales en el planeta, lo que pondrá en peligro la conservación de los ecosistemas naturales y la sustentabilidad de sistemas socioeconómicos”, dijo.
Asimismo, comentó que el cambio climático también afectará el proceso de la conservación de los bienes del Patrimonio Mundial, tanto natural como cultural.
Por su parte, el maestro Javier Ruiz Hermoso, académico de la misma casa de estudios y especialista en materia de turismo, explicó que existen tres elementos que afectan a la sociedad mundial con el cambio climático: el pasado con sus legados inmuebles y muebles, el presente con su desarrollo socioeconómico y el futuro con la pérdida de patrimonio natural y cultural, dejando a pueblos enteros sin referentes, nuevos paisajes y un capital natural alterado.
También, aseveró que lo grave de este tema es que al no tener acuerdo los países emisores, los más ricos, caen en la situación actual de querer disimular el tema a partir de una medida populista como son los “Bonos de Carbono” que ocultan las emisiones de estos países tras el dinero; tan sólo Estados Unidos genera el 30 por ciento del dióxido de carbono CO2 del mundo.
El experto dijo que la mayor amenaza al turismo podría encontrarse en el Caribe Mexicano, una de las zonas más emblemáticas del turismo como actividad económica fundamental, además de los ciclones anuales, enfrenta el fenómeno de la elevación en el nivel del mar, el cual se incrementa con grandes olas debido a los cambios de las temperaturas en la superficie, lo cual genera inundaciones y erosiones en las áreas costeras.
Por lo anterior, puntualizó que mantener las playas y otras áreas naturales atractivas, es fundamental para el crecimiento del turismo, ya que éste es el modelo de desarrollo dominante en algunas regiones, y por ello la base de sustentación económica de las mismas.