• Anuncia Peña Nieto medidas en materia de seguridad para dar respuesta a la sociedad

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, clausuró la 40ª Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en la que subrayó que “si en algo estamos de acuerdo los mexicanos, es en que queremos vivir en un país de paz y tranquilidad, de libertades y derechos, de leyes e instituciones”.

A Gobernadores, Gobernadores Electos, miembros de la sociedad civil y el Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República, les dijo: “continuemos privilegiando el diálogo propositivo y los acuerdos constructivos, para ofrecer una respuesta integral a la legítima demanda de seguridad de la población”.

“En esta misión colectiva, el Gobierno de la República seguirá siendo un factor de encuentro, unión y trabajo conjunto, en favor de la tranquilidad de las familias mexicanas”, afirmó. Les convocó a que, desde su ámbito de actuación, “sigan impulsando cambios de fondo, para crear un mejor país; un país más seguro”.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, el Titular del Ejecutivo Federal refirió cinco medidas “para continuar mejorando nuestra capacidad de respuesta institucional a las demandas de la sociedad” en materia de seguridad pública: El número de emergencias 911 comenzará a operar de manera gradual a partir del próximo 3 de octubre; el primero de junio de 2017 quedará totalmente instrumentado en todo el país, señaló.

En relación con la prevención del delito, hizo un respetuoso llamado a las autoridades estatales para reforzar las acciones conjuntas en este importante rubro. En este punto, el Presidente de México celebró la decisión de los integrantes del Consejo de “fortalecer los Centros Estatales de Prevención Social, así como de permitir que grupos de ciudadanos y académicos supervisen y evalúen sus acciones”.

Además instruyó al Gabinete de Seguridad para que, en estrecha coordinación con las autoridades locales, se ponga en marcha una estrategia de atención integral a los 50 municipios que concentran el 42 por ciento de los homicidios dolosos que hoy se están cometiendo en el país”.

Otro punto es en materia de Seguridad Pública donde señaló que a partir de la iniciativa que envió a los legisladores, actualmente se discute en el Congreso de la Unión, el mejor modelo policial para el país.

Mencionó que dio indicaciones al Secretario de Gobernación “de continuar trabajando con los señores legisladores para hacer realidad una reforma que dote a México de corporaciones policiales más fuertes, más profesionales y que actúen de la forma más eficiente en el ámbito local”.

Finalmente hizo referencia en relación al nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio expresó su beneplácito de que en esta Sesión “se haya acordado desarrollar un Modelo Nacional de Policía de Seguridad Procesal; un esquema para supervisar las medidas cautelares en los estados, así como una estrategia para cumplir los mandatos de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes.

Puntualizó algunos retos que se están enfrentando en la operación cotidiana del nuevo Sistema. Dijo que, si bien son importantes estas acciones, es necesario que los elementos policiacos actúen con apego al debido proceso en las detenciones y mejoren la calidad de sus investigaciones. “Se debe evitar que, por errores en la detención o deficiencias en la integración de las averiguaciones, los casos no se sostengan ante un juez”.

Recordó que fue a partir de la iniciativa de la propia sociedad civil que se emprendió el camino para crear el nuevo Sistema de Justicia Penal, “que significa, como lo he señalado en distintos foros, un cambio de paradigma”.