• El hoy occiso era amante de la esposa de su primo, éste último llegó a ajustarle cuentas.

Odilón Larios Nava.- Un hombre fue asesinado de tres balazos en la cara, el móvil del homicidio fue pasional. Según fuentes policiales, el hoy occiso mantenía una relación sentimental con la esposa de su primo hermano, el cual en ocasiones pasadas le había pedido que se alejara de su mujer, como no lo hizo, éste martes el esposo agraviado en su honor, acompañado de otros dos sujetos, llegaron a ajustar cuentas.
Los hechos ocurrieron alrededor de las 15:30 horas de este martes, en la calle Puente Nacional casi esquina con 10 de Mayo, de la colonia Unión Antorchista. El hoy occiso de nombre Ricardo Gómez Trejo, de 40 años de edad, quedó tendido frente a su domicilio, al sur de la ciudad de Puebla.
De acuerdo con los datos recabados, la relación que Ricardo mantenía con la esposa de su primo ya era conocida en la familia. Por lo que el esposo de la mujer había hablado con él, y le había pedido que se alejara de ella.
Todo hace indicar que Gómez Trejo continuó con la relación prohibida y por ello este martes alrededor de las tres y media de la tarde, llegó su primo y otros tres hombres a verlo. Según los reportes recabados por este diario, ambas partes discutieron.
Ricardo Gómez todavía habría tenido la osadía de encarar a los tres hombres que le increpaban sus acciones. Uno de los tres hombres, se desconoce con certeza quién, sacó un arma de fuego y disparó a bocajarro en tres ocasiones, las balas impactaron en la cara del primo infiel.
Los responsables escaparon del lugar. Los tres balazos acabaron con la vida del hombre de 40 años, de forma casi instantánea. El lugar fue asegurado por policías municipales del Sector 6, hasta que arribó el personal del Agencia del Ministerio Público Especializada en Investigación de Homicidios, quien realizó el levantamiento del cadáver y de los indicios hallados en el sitio.
Los responsables de este asesinato están plenamente identificados. Las autoridades ministeriales ya realizan las investigaciones de rigor para dar con su paradero.