Texto y Fotos: Carlos Linares Mendoza

LARGAS filas de automovilistas se dirigían hacia la zona de los estadios, el motivo principal, la presentación del español Pablo Alborán, por primera vez en Puebla, como parte de su “Prometo Tour”.
La secuela de presentaciones arrancó en Auditorio Nacional con dos llenos totales, siguió Querétaro, Puebla, hoy estará en Monterrey para posteriormente concluir en Guadalajara su secuela de shows por nuestro país.
Las luces se apagaron y sonaron los acordes de “No vaya a ser”, el concierto había comenzado.
¿Cómo estáis familia?, quiero darles las gracias por ser un público muy maravilloso, Puebla es maravilloso… Yo me hice una promesa que iba a dejar el alma en cada escenario y os dejo el alma en Puebla con todos vosotros: Pablo Alborán.
Luciendo playera gris y pantalón en negro, Pablo Alborán desbordó sobre el escenario mucha sencillez y profesionalismo, dejando en claro que es el artista español del momento.
Continúo la velada con “Pasos de cero”, “La escalera”, “Dónde está el amor”, “Recuérdame”, “Quién”, “Cuerda al corazón”, “Lo nuestro”, “Quimera”, “Tanto”.
Tocó el paso a lo acústico para entonar “Perdóname”, “Te he echado de menos” y “Al paraíso”.
Músicos, pantallas gigantes y toda una producción de primer nivel, fue la que se pudo disfrutar en su paso por Puebla, luciendo un inmueble a reventar, más de 5mil almas congregadas corearon cada una de sus canciones.
Le siguió “Saturno”, “La llave”, “Boca de hule”, “Por fin”, “Tu refugio”, “Curo tus labios”, “Miedo”, “Idiota”, “Vivir”.
Tras un rotundo “otra, otra, otra”, el cantante volvió al escenario para dar muestra de su talento tocando en piano, guitarra y también tambores, y de manera triunfal concluir su enorme presentación, agradeciendo a Puebla y México, por todo su cariño, continuaron “Solamente tú”, “Prometo” y “Éxtasis”.
“Puebla os han sido un público muy maravilloso, me los llevaré siempre en mi corazón, espero volver”, Pablo Alborán.
Concluyendo su show con el tema “Vívela”, cantando 26 canciones y complaciendo a sus seguidores poblanos con casi dos horas de show, en su primera vez por Puebla, teniendo como sede al Acrópolis.