ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

Desde Puebla el Presidente Peña Nieto defendió los logros de su gestión y estableció los lineamientos que su gobierno habrá de seguir frente al nuevo gobierno en los Estados Unidos y dijo algo muy importante: el futuro de México depende de nosotros mismos.
Y sí, más allá de la intransigencia y de los motivos irracionales del presidente Trump, está nuestra riqueza como nación tanto por nuestra ubicación geográfica como por todo lo que se ha construido a lo largo de los años.
Todo eso ocurrió en la Cumbre de Negocios que tuvo su sede en Puebla y por desfilaron gran parte del gabinete económico y social del Presidente Peña, así como empresarios con un peso especifico en la economía de nuestro país.
Mucho fondo tiene lo que ocurrió aquí en estos tres días y que sin duda fortalece la figura del gobernador Rafael Moreno Valle.
Ni tardo ni perezoso, el ex presidente municipal de Puebla Eduardo Rivera Pérez recibió respuesta respecto al rezago de aprobación que guardan sus cuentas públicas, donde según el mismo acusó, no han sido aprobadas como presión política.
Dice el presidente del Congreso y líder de los diputados panistas Jorge Aguilar, que “Él tiene un pliego de observaciones que debe solventar, no va a obtener nada, absolutamente nada litigando en los medios este tema, es un tema  estrictamente administrativo”.
Eso dijo Jorge Aguilar y ayer Eduardo Rivera aseguró que “Está pendiente mi cuenta pública. Ya lo dije fuerte y quedito: el que nada debe nada teme. No me muevo por presiones de ningún tipo. La libertad en Acción Nacional es sagrada”.
Las conclusiones las saca cada quien.