Ante la temporada de lluvias, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad alista los trabajos de poda y derribo de 500 árboles en parques, jardines y camellones de vialidades primarias y secundarias, con el objetivo de fortalecer la seguridad de viviendas, vehículos y transeúntes.

La dependencia municipal tiene 500 dictámenes para el derribo y poda de árboles, pero adicionalmente se encuentra haciendo un diagnosticó de los troncos con el ARBOTOM, un tomógrafo que mide la densidad de manera gráfica y muestra los daños internos para conocer las condiciones de salud, seguridad y estabilidad para determinar su permanencia o retiro oportuno.

El titular de la dependencia, Gabriel Navarro Guerrero, informó que los árboles del Zócalo de la ciudad se encuentran siendo diagnosticados con el tomógrafo; sin embargo, se espera que dicha tecnología Alemana sea utilizada en otros parques y camellones del municipio.

“En el Zócalo ya iniciamos el diagnóstico de árboles con el Arbotom, pues lo que se pretende con la tecnología Alemana es usarla en los troncos que puedan presentar mayor dificultad para los poblanos. Hay que recordar que todos los árboles, como cualquier ser vivo tiene un ciclo de vida, por lo que siempre hay que pensar en una regeneración vegetativa de los parques”, dijo

Cabe destacar que cada año las fuertes precipitaciones provocan la caída de árboles, por lo que el ayuntamiento de Puebla adquirió el tomógrafo para identificar troncos que ponen en riesgo a la población. El equipo tuvo un costo de 800 mil pesos.