En un esfuerzo interinstitucional, el Ayuntamiento de Puebla brindó atención oportuna a las familias afectadas por las últimas precipitaciones pluviales; sin embargo, reiteró que la ubicación de sus viviendas es vulnerable.
El Alcalde Tony Gali señaló que mil 300 familias están asentadas en zonas de riesgo como los márgenes del río Atoyac, cuenca del Alseseca, barranca Manzanilla, Puente Negro y el vaso regulador Santuario.
Informó que los pobladores fueron previamente notificados respecto al peligro de continuar en estos puntos y solicitó que valoren una reubicación.
Mencionó que durante el fin de semana personal de Protección Civil, Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL), Heroico Cuerpo de Bomberos, Secretaría de Salud del Estado, Conagua Delegación-Puebla y Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, participó en diversas acciones de atención y mitigación de riesgo.
En horas recientes, se brindó apoyo a 30 familias afectadas en las colonias El Patriotismo, El Nopalito, Santa Cruz Buena Vista y Miguel Abad, pertenecientes a la Junta Auxiliar Ignacio Romero Vargas, mientras que en La Libertad se atendieron a 20 familias ubicadas en la colonia Reforma Sur.
Recalcó que las brigadas de ayuda continuarán con las labores para resarcir los estragos de las inundaciones, así como para ejecutar limpieza y desinfección de inmuebles.
El Alcalde Gali dijo que hay 19 albergues habilitados en diferentes puntos como unidades habitacionales y escuelas que fueron acondicionadas para recibir a los ciudadanos que lo requieran.