Por la instalación de una antena, aparentemente propiedad de una empresa de telefonía celular, habitantes de Villa Satélite Calera pidieron la intervención del Ayuntamiento de Puebla para frenar la obra, que a decir de los inconformes se realiza sin la autorización de las autoridades correspondientes.

Los colonos calificaron de “clandestina” la colocación de dicha estructura, que afirmaron derivó en la tala de árboles y muerte de la fauna silvestre.

También, comentaron que el uso de suelo de la obra no permite dicha construcción. Por ello, pidieron la intervención de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco.

Tras la queja, la morenista instruyó a la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Beatriz Martínez Carreño, intervenir en el tema y atender la petición de los habitantes.

En respuesta, la funcionaria municipal precisó que personal de la dependencia a su cargo se trasladó al lugar a fin de dialogar con los residentes de Villa Satélite.

“El área correspondiente ya tiene conocimiento del tema, unidades de análisis e investigación se acercan al punto para la revisión de esta obra. Nos encontramos trabajando coordinadamente con los vecinos de la zona y los responsables de esta actividad para su solución”.

Al final, la alcaldesa aseguró que se mantendría al tanto del tema y seguirá informando.

Al respecto,  ,mediante un comunicado se destacó que En seguimiento a una denuncia ciudadana, el Ayuntamiento de Puebla a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, acudió al predio ubicado en la Prolongación Hispano Suiza del Fraccionamiento Calera, donde se reportó la instalación de una antena de telefonía celular, que opera sin los permisos correspondientes por parte de la Dirección de Desarrollo Urbano Municipal 2018-2021.

Vecinos del fraccionamiento reportan que los trabajos iniciaron desde hace un mes en el predio correspondiente al número 40, por lo que el Gobierno Municipal realizó una inspección física y ocular por parte de la Dirección de Medio  Ambiente y de la Dirección de Desarrollo Urbano para verificar su situación legal.

Cabe destacar, que el día de mañana se continuarán con las inspecciones adecuadas para determinar sí la instalación de la antena opera de manera ilegal. De no contar con los permisos pertinentes, se procederá a la clausura inmediata.