Por Patricia Moreno Sánchez.

Tras el sismo de 6.6 grados de magnitud que se registró el pasado jueves, la Arquidiócesis de Puebla indicó a los párrocos de los templos católicos que realicen una inspección sobre los daños que puedan presentar los inmuebles y en caso de registrar fisuras informar para que a su vez se comunique a Protección Civil y al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que intervengan y en su caso iniciar acciones de rehabilitación, informó el Padre vocero, Dante Pimentel.

Mencionó que no se recibió ningún reporte de percance de algún inmueble religioso, recordó que durante el pasado sismo del “Viernes Santo” se afectaron dos templos de Atlixco, sin embargo, aseguró el temblor del jueves no generó más deterioros a las áreas afectadas.

Pimentel Aguilar agregó que la Catedral Angelópolitana tampoco sufrió daños, no obstante están abiertos a una inspección de autoridades de Protección Civil para que se detecten daños por mínimos que sean para evitar un perjuicio mayor a la mencionada joya de Puebla.

Por último indicó que sólo el INAH pueden realizar algún tipo de inspección con especialistas en templos religiosos y en su caso, iniciar una rehabilitación de los mismos, afortunadamente en esta ocasión no hay nada que lamentar aún así se iniciará esta inspección.