Dulce Gómez 
El presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, sentenció que los ambulantes instalados en las inmediaciones del recién inaugurado Paseo Bravo deberán integrarse al marco de la ley, es decir, tramitar las autorizaciones correspondientes para su colocación. 
En este sentido, en breve entrevista, el alcalde capitalino puntualizó en la necesidad de contribuir a la rehabilitación del lugar, que en días pasados fue inaugurado por el Ayuntamiento de Puebla junto con el gobernador del estado, José Antonio Gali Fayad. 
“Estamos regulando el tema del Paseo Bravo, así como en otros lugares donde hay incremento de ambulantes, por ello ya giré instrucciones para que se tomen medidas pertinentes para que haya orden por parte del Gobierno Municipal”, destacó el edil. 
Asimismo, dejó en claro que su administración dará preferencia a los comerciantes que tienen tiempo situándose en el lugar, de tal modo, hizo un llamado a todos aquellos que no tienen autorización para retirarse o apagarse a la ley. 
E incluso, Banck Serrato compartió que podría entablar un diálogo con los vendedores que llegaron al Paseo Bravo y que no cuentan con el permiso necesario por parte de la Comuna. 
Al cuestionarle sobre el ambulantaje que llegó a las inmediaciones del Parque Cerro de Amalucan, señalo que no existe el aval para la vendimia y por ello se procedió al retiro de los mismos.