• Dio ultima catedra del periodo Otoño 2017

Optar por un liderazgo transformador no es una elección más, es la ruta de la propia transformación, señaló el rector de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) al mismo tiempo de pedir a los recién graduados en que “están llamados a responderles a un México que amamos, pero a un México que por lo mismo que nos implica ese amor por la patria, por la tierra que nos ha visto nacer y desarrollarnos”.
La anterior al dar la última catedra del periodo Otoño 2017 ante cientos de alumnos y académicos que se dieron cita a las instalaciones del Centro de Vinculación donde señaló que es un México que nos duele, es un México que no nos gusta, es un México que si verdaderamente somos congruentes nos debe implicar personalísimamente.
“Les tengo una noticia, ese arrojo, ese dar el primer paso, ese apostarse por marcar la diferencia es igualmente imperativo hoy frente a la desigualdad, frente a la corrupción, frente a la indiferencia. Hoy México pide que estas generaciones de jóvenes se atrevan a dar ese paso”, indicó durante los minutos que pudo estar con la comunidad universitaria.
En ese mismo sentido, agregó que “el líder UPAEP es el que está dispuesto a dar ese paso al frente; si algo distingue a esta Institución desde su fundación es que hubo un puñado de jóvenes que se atrevieron a hacer la diferencia, que frente a todo lo que veían ahí afuera, que frente a lo que todos hoy señalan como ayer.
“Hubo un puñado de jóvenes acompañados de profesores y de líderes sociales que decidieron dar ese paso al frente y empezar a ser la diferencia, sin que tuvieran garantizado el éxito como pudiéramos hoy ver en lo que se ha generado”, comentó.
Recordó que hace un par de días asistió a la asamblea de la ANUIES, “y comentábamos entre varios de los rectores que estábamos precisamente en una semana de graduaciones, que la reflexión común frente a la vorágine de acontecimientos que registramos día con día en el mundo entero, y en particular en México, el común denominador sigue siendo, y yo creo que siempre lo será, la apuesta por la persona y lo que ella significa”.
Agregó que México entonces requiere esos jóvenes, ese puñado de jóvenes con personalidad propia que se animen a remar contra corriente, porque ciertamente habrá que hacerlo, si esto fuera fácil cualquiera ya lo hubiera hecho, se necesita de hombre y mujeres audaces, resueltos a edificar con la entrega de sí, una nueva civilización profundamente humana y solidaria,
Finalmente dijo que estamos en una época y en un momento coyuntural muy relevante, que de nuevo yo creo que se deben de preguntar cuál es el rol que les toca, particularmente en México saben que estamos iniciando, por ejemplo, un proceso electoral en el que la voz definitoria va a estar precisamente en esta generación de jóvenes que van a definir el rumbo de nuestro país, y así como eso, en muchos aspectos profesionales, empresariales, políticos, sociales, culturales.