Por Patricia Moreno Sánchez

Este miércoles 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de la Discapacidad en este sentido, Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla pidió que no haya discriminación hacia las personas que padecen algún tipo de imposibilidad física o intelectual.

Monseñor Sánchez Espinosa invitó a la sociedad en general a considerar su trato hacia las personas con algún tipo de discapacidad, quienes merecen respeto y tener una mejor calidad de vida.

“Yo invitó a todos a que consideremos nuestro trato y cercanía con nuestros hermanos que tienen alguna discapacidad, siempre necesitan de nuestro apoyo, de nuestra atención, de nuestra comprensión. Mi palabra es de aliento para ellos y a la sociedad pedirles que los tratemos como debe ser, como nuestros hermanos” aseveró Monseñor.

Al mismo tiempo pidió a los empresarios que habrán oportunidades de empleo para este sector vulnerable que por su discapacidad se le complica aún más al mercado laboral, sin embargo tienen las mismas necesidades de que cualquier persona.

En este sentido confió que el sector empresarial que se apoye a los hermanos para que puedan mejorar su calidad de vida y al mismo tiempo sentirse útil.

Datos del INEGI señalan que en el municipio de Puebla se registran 46 mil personas con alguna discapacidad, como motriz, visual, intelectual, auditiva y de lenguaje.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que el 15 por ciento de la población mundial, alrededor de mil millones de personas viven con algún tipo de discapacidad.
El 14 por ciento de la población en México, es decir el 16.5 millones de mexicanos padecen algún tipo de discapacidad.

Según cifras del INEGI, el 83 por ciento de las discapacidades se adquieren a lo largo de la vida, por accidentes o por alguna enfermedad. Ante este panorama las organizaciones civiles hablan de impulsar programas de inclusión, social, laboral, y educativa.