Por: Carlos Linares Mendoza
Fotos: Mario Juárez
CON gran producción la cantante regiomontana Gloria Trevi hizo una parada obligada en el Complejo Cultural Universitario, como parte de su gira “De Película” que se encuentra recorriendo las ciudades más importantes del país.
Primero fue la Ciudad de México, le siguieron Monterrey, Guadalajara, Querétaro y Puebla.
Eran las 20:30hrs cuando las luces se apagaron y en medio de aplausos salió Carla Mauri para abrir el show, acompañada de un Dj, 2 zancos y cuatro bailarines, sus éxitos “Tengo que olvidarme de ti”, “Siempre, siempre” y “Así no se debe querer”, no pudieron faltar dentro del repertorio.
Las luces se apagaron, el telón se bajó y con ello los gritos no se hicieron esperar, eran las 9:15pm, y todo parecía indicar que Gloria Trevi ya estaba lista para entregarse a sus fans poblanos, luciendo el Complejo Cultural Universitario a “reventar”, más de tres mil poblanos se encontraban impacientes de ver su show.
Con “Cinco Minutos”, comenzó la velada, le siguieron “Vestida de azúcar”, “Zapatos viejos”, “Fuego con fuego”, “El favor de la soledad”, “Pelo suelto”, “Papa sin cátsup”, “Me río de ti”, “Todos me miran”, “Gloria”, “La noche”, “Mañana”, “Pruébamelo”, “Psicofonía”, entre otras canciones que fueron parte del repertorio con una duración de dos horas y vente minutos.
“Pueblita, Pueblita de mi alma, recuerda que me tienes a mí, siempre a mí”, Gloria Trevi.
Niñas del público vestidas de la Trevi, subieron para bailar con ella, la fiesta se encontraba a todo esplendor, los fans de pie aplaudiendo y disfrutando cada minuto de su simpático show, que tuvo mensajes de protesta para los hombres machistas, también hizo referencia a su pasado, donde vivió el haber estado en la cárcel, comenzar desde cero y estar una vez más en los primeros lugares de popularidad en todo el continente.
“Yo no te digo adiós Puebla, te digo hasta mañana, gracias por esta gran noche, los quiero mucho”, comentó Gloria Trevi.
Cabe señalar que Gloria Trevi se hizo acompañar pantallas gigantes, siete músicos, tres coristas y ocho bailarines, tuvo varios cambios de vestuario y pidió dinero a los asistentes para un orfanato de Saltillo donde ella se encuentra apoyando.