El Presidente Enrique Peña Nieto ofreció “una sincera disculpa” a todos los mexicanos por el caso de la llamada casa blanca, en el que se vio involucrado junto a su esposa Angélica Rivera, el cual lastimó a la sociedad mexicana, sin embargo la investigación realizada por la Secretaria de la Función Pública lo deslindó de conflictos de interés.
En este sentido, dijo, es que los mexicanos recuperemos un valor perdido: la confianza en nosotros mismos porque es algo fundamental para crecer como país.
Es momento de iniciar a recuperar la confianza en nosotros mismos para estar más unidos que nunca, ahora que encaramos un entorno económico difícil y complejo”, sostuvo luego de clausurar la 38 Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública en Palacio Nacional.
Ahí, ante 30 gobernadores presentes, el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, nueve gobernadores electos, los secretarios de Gobierno y Hacienda, Miguel Ángel Osorio y Luis Videgaray, respectivamente, el Ejecutivo se permitió una confidencia:
“Han sido meses muy difíciles para mi familia y para mi esposa Angélica, que ha demostrado entereza y solidaridad. Ha sido una madre ejemplar que se ha entregado a la familia que hemos formado. Todo mi amor y reconocimiento para mi esposa Angélica”, subrayó Peña Nieto.
Se enviará al Senado iniciativa de ley para la búsqueda de personas no localizadas por desaparición forzada
En cuanto a la reunión del Consejo de Seguridad Pública, adelantó que someterá a consideración del Legislativo una iniciativa de ley para la búsqueda de personas no localizadas por desaparición forzada, y al final de esta reunión abierta ratificó su compromiso para trabajar en forma incansable y demostrar que la confianza no se recuperará con discursos sino con acciones concretas y que los funcionarios públicos trabajan con transparencia y rendición de cuentas.
Este viernes, el titular de la Secretaría de la Función Pública, Virgilio Andrade, descartó el presidente, su esposa, Angélica Rivera, y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, incurrieran en conflicto de intereses por la adquisición de inmuebles a empresas que tienen algunas licitaciones con el gobierno federal.
Fuente Excelsior.