• Se atienden en el Hospital San José 70 nuevos casos de leucemia al año
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuenta con equipo médico de alta tecnología y un equipo multidisciplinario de especialistas, para ofrecer tratamiento integral a niños y adultos con leucemia. La doctora Wendy Pérez Lozano, hematóloga y encargada del Trasplante Hematopoyético del Hospital de Especialidades “San José” del IMSS en Puebla, mencionó que al año se atienden en dicho nosocomio un promedio de 70 nuevos casos de pacientes con leucemia.
La especialista explicó que la leucemia se produce a partir de una anomalía en la formación de las células de la sangre que se generan en la médula ósea, por lo que el tratamiento -dependiendo del tipo de leucemia-, consiste en quimioterapia, y si el paciente presenta factores de incurabilidad con sólo quimioterapia, se le realiza un trasplante de médula ósea.
Indicó que la leucemia no es una enfermedad que se pueda prevenir o diagnosticar a tiempo, cuando se presenta, el niño comienza a deteriorarse rápidamente, deja de caminar, de comer, empieza a sangrar y a presentar tumores.
“Sabemos que los cánceres se predisponen por toxinas, entonces el estar muy cerca de tóxicos como pinturas, solventes, etc., puede condicionar a un paciente que tiene una susceptibilidad genética a que se desarrolle”, mencionó.
La doctora Wendy Pérez explicó que el trasplante de médula ósea es muy tóxico y puede traer complicaciones futuras para el paciente, sin embargo, quien se somete a este procedimiento es porque está en riesgo de muerte. Pese a ello, es un tratamiento exitoso y de bajas probabilidades de que se vuelva a presentar la leucemia una vez realizado.
Los donadores de médula ósea, generalmente son parientes cercanos: un hermano compatible, el cordón umbilical en caso de niños pequeños y actualmente pueden ser de los padres.
Mencionó que el tipo de “leucemia linfoblástica” que regularmente se presenta en niños, puesto que se encuentran en crecimiento y su sangre se está replicando y va teniendo bipartición en cada momento, en esta reproducción pueden presentarse errores en la traducción de las mitosis, sin embargo es bastante tratable y curable tan sólo con quimioterapia y por tanto muy pocos niños requieren del trasplante medular.
Finalmente, la doctora Wendy Pérez señaló que la leucemia es una enfermedad con un tratamiento de alto costo, pero que las instituciones públicas como el IMSS no escatiman gastos porque son niños muy curables y se les proporcionan las mejores quimioterapias y las de menor toxicidad para evitar complicaciones a largo plazo.