Se podrían abrir temas como la pederastia: Díaz Cid
Con la llegada del nuevo Papa Francisco a la iglesia católica se prevé que esta religión pueda llegar a ser más abierta en diferentes temas relevantes como la pederastia, opinó el asesor del Consejo Pontificio para la Cultura del Vaticano, Manuel Díaz Cid.
El también investigador de esta casa de estudios Manuel Díaz dijo que el recién designado Sumo Pontífice tendrá que analizar los todos los elementos necesarios para generar los cambios que proponga para que estos no se tomen como decisiones incomprensivas e incluso escandalosas.
De igual forma el catedrático de esta casa de estudios explicó que el nuevo jerarca de la grey católica tiene claro la situación en la cual se encuentra la iglesia católica en este momento y también es de su conocimiento los retos que tiene por delante.
Uno de los retos de la iglesia católica es eliminar los paradigmas que está generando la postmodernidad y el efecto que tiene la misma en el hombre, sobre temas como el éxito en los rubros económicos, social e incluso deportivo, expresó Díaz Cid.
Asimismo Manuel Díaz consideró que con el arribo de Francisco a la Santa Sede se van a generar cambios de fondo, probablemente haya más acercamiento con la gente de escasos recursos, y la relación entre estas misma no se quedarán sólo en el discurso sino también en las acciones.
Este tipo de acercamiento con los más necesitados seguramente serán apoyadas por la congregación a la cual pertenece, es decir, Los Jesuitas, manifestó el catedrático de esta casa de estudios.
Manuel Díaz indicó que por lo que se puede percibir que el Papa se ha caracterizado por ser un hombre sencillo y completamente distinto porque no es la imagen del príncipe de la iglesia que todo mundo tiene, sino un hombre cordial, tranquilo, sereno, el hombre que combina a platicar y dialogar con él.
Por último el catedrático de esta casa de estudios señaló que el que sea de origen Jesuita genera grandes expectativas de transformación, pues esta congregación se ha caracterizado por ser vanguardista.