Por Jesús Lemus/Puebla

La diputada local del PRD, Socorro Quezada Tiempo, sentenció que Jorge Benito Cruz Bermúdez no debe confiarse con la posición de dirigente estatal del PRD, pues tarde o temprano la dejará a raíz de la impugnación interpuesta ante tribunales federales para recuperar sus derechos políticos dentro del Partido.
En el encuentro con medios de comunicación, señaló que presentó un recurso persaltum ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para agilizar una respuesta sobre el recurso interpuesto tras ser expulsada del partido de manera arbitrará por la corriente de Nueva Izquierda.
Señaló que el persaltum interpuesto ante el TEPJF, se originó luego de que el Tribunal Electoral del Estado (TEE) ha retrasado un dictamen para definir si tiene las condiciones de recuperar sus derechos como militante del PRD y de paso la dirigencia estatal.
También condenó que el nuevo líder estatal del PRD, se “esté bajando los pantalones” a pocas horas de asumir la posición para afirmar que dialogará con el PAN para concretar que la ex secretaria de este partido, Martha Erika Alonso Hidalgo, sea la candidata a la gubernatura de Puebla para estas elecciones de julio.
La diputada local del PRD, consideró que Cruz Bermúdez solo es “sustituto del sustituto” de Carlos Martínez Amador, quien por cuestiones personales renunció a la dirigencia estatal del Sol Azteca que encabezó por pocas semanas.
“Mi litigio sigue en pie ante las instancias formales que se tienen en el país, en el momento procesal oportuno que me regresen mis derechos políticos, regresaré al partido a tomar lo que es mío y es la dirigencia estatal. Jorge Cruz es sustituto del sustituto que fue Carlos Martínez Amador y quien me quitó mi lugar”.