· En Europa existen las mejores condiciones como destino del mezcal

· En 2016 se exportaron más de 2 millones de litros de mezcal a precios favorables

· Productores encabezados por Alfredo Conde de la Cruz, en proceso de organización para producir y exportar mezcal orgánico catalogado como silvestre

En México existen las condiciones geográficas y climatológicas favorables para producir maguey o agave para mezcal y sotol en tierras prácticamente marginales de nueve entidades federativas, donde otros cultivos ofrecen pocas posibilidades de desarrollo por su baja productividad, señaló Alfredo Conde de la Cruz, presidente del Sistema Producto Maguey – Mezcal y Sotol.
“Nuestras variedades de maguey mezcalero son de tipo silvestre y en absoluto naturales; es decir, orgánicas, lo que les da un ‘plus’, comparado con otro tipo de bebidas, incluidos el whisky o el brandy”. Añadió que en 2016 se realizaron exportaciones por más de 2 millones de litros de mezcal, de un total producido de 3.8 millones de litros.
Se han identificado más de 6 millones de hectáreas que reúnen las condiciones físicas y climatológicas para este cultivo en los estados de Oaxaca, Puebla, Guerrero, Michoacán, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí, Tamaulipas y Durango.
Estas entidades son reconocidas por su ‘denominación de origen’ para efectos de consumo nacional y, sobre todo, para la exportación de un producto que ha demostrado su calidad, naturalidad, adaptación para su desarrollo en estas zonas, y con potencial de consumo en países europeos, dijo Conde de la Cruz.
Añadió que los productores de maguey mezcalero “estamos pasando de plantaciones silvestres a plantaciones comerciales, con la ventaja de que, una vez que el agave está en desarrollo, es posible dejar entre hileras, que crezcan pastos para el ganado, sin que se perjudique la plantación. “Esto nos sirve, porque entre las hileras de agave se propicia la limpieza de las plantaciones, sin que el cultivo sufra daños. No es consumido por los animales”, dijo Conde de la Cruz.
El tiempo que hay que esperar para el aprovechamiento del agave, es de entre 8 y 12 años. Esto se da en función de las variedades. Por ejemplo en el estado de Durango, el agave se puede aprovechar entre ocho y 10 años. La variedad “espadín” dura 8 años para el corte.
La rentabilidad del cultivo de agave es muy favorable en los estados señalados, en virtud de que no corresponden a suelos de alta calidad ni son de riego ni humedad. Son de clima semidesértico, donde los cultivos de ciclo anual ofrecen bajos rendimientos.
El potencial de ingreso para los productores, de acuerdo con estudios de instituciones académicas, el kilogramo de la piña de agave se cotiza actualmente en cuatro pesos, y cada piña pesa 40 kilogramos. Si contamos con 3,500 plantas por hectárea, llegamos a la conclusión de que es mucho más rentable el agave, comparado con el maíz y frijol.
Por otra parte, mencionó que han venido a México compradores de Europa, a fin de certificar las condiciones en que se produce el agave mezcalero. En general les ha causado una grata impresión y regresan a sus países convencidos de que el mezcal mexicano se produce en condiciones incomparables con otros cultivos comerciales anuales y en condiciones absolutamente naturales.
El presidente del Sistema Producto Maguey – Mezcal y Sotol, Alfredo Conde de la Cruz, señaló que está en formación la Unión Nacional de Productores de Maguey – Mezcal y Sotol, como rama de producción dentro de la estructura de la CNC.