Por Irma Sadiz

Dado que las corrientes de los anteriores diputados locales han  dejado de lado temas que tienen que ver con los derechos reproductivos, el matrimonio igualitario, el feminicidio, los derechos de las mujeres, entre otros, existe la plena confianza de que todo ello se revierta a partir del 15 de septiembre, fecha en la que entrará en funciones la LX Legislatura.

Brahim Zamora Salazar, director de Comunicación, Planeación y Capacitación del Observatorio del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), puntualizó que la nueva Legislatura tiene muchas características, entre ellas que es plural, con la mayor cantidad de mujeres que haya tenido cualquier Congreso; muy joven, pues hay gente que va de los 25 a los 30 años, de ahí la confianza en que se tendrá un nivel de discusión mucho más incluyente, sobre este tipo de temas que han sido marginados.

En este sentido, auguró que Puebla contará con una legislatura no solamente más plural, con muchos más grupos parlamentarios, sino además, con una coalición que será mayoría –Juntos Haremos Historia-, que tiene una agenda progresista.

“Esperemos que esto pueda ser una buena señal para ir avanzando en temas que han quedado rezagados y que tenemos que trabajar desde el Poder Legislativo, es decir, la agenda legislativa tiene un reto y ese reto es atender todos los temas sociales”.

Acusó que a los diputados en funciones, dejaron de lado, no les importó y no les interesó este tipo de temas, es decir, se limitaron solo a levantar la mano ante las propuestas del jefe del Ejecutivo y cerrar cualquier posibilidad de diálogo con la sociedad civil.