Por Jesús Lemus/Puebla

“¡Rafa presidente!” “¡Rafa presidente!”, una y otra vez fue lo que se coreó en el marco del 77 aniversario del Partido Acción Nacional (PAN), el cual sirvió para dejar en claro que la vieja guardia de militantes se extinguió para dar paso a una nueva generación de panistas encabezados por el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, quien demostró la importancia de una frase bíblica que dice “Al César lo que es del César”.
El Museo de Arte Virreinal fue el escenario perfecto para conmemorar el 77 aniversario del PAN y donde se dieron reconocimientos a poblanos con más de 30 años de militancia; sin embargo, la pregunta de los medios de comunicación fue ¿Dónde están los panistas de la vieja guardia? ¿Dónde están los panistas identificados con el Yunque?
Un 77 aniversario del PAN, donde Francisco Fraile García, Rafael Micalco Méndez, Juan Carlos Mondragón Quintana, Juan Carlos Espina Von Roerich, Eduardo Rivera Pérez, entre otros panistas de la vieja guardia, panistas identificados con el Yunque, brillaron por su ausencia en esta conmemoración que sirvió para corear ¡Rafa presidente!
Por el contrario, un Javier Lozano Alarcón, un Jorge Aguilar Chedraui, un Eukid Castañón Herrera, un Jesús Giles Carmona, un Pablo Rodríguez Regordosa, además de una Martha Erika Alonso Hidalgo, se convirtieron en el nuevo rostro de Acción Nacional, un rostro que tiene un solo propósito y que consiste en apoyar al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, en sus aspiraciones para lograr la candidatura del partido a la presidencia de México en 2018.
EL ENEMIGO NO ESTÁ EN CASA
El 77 aniversario del PAN se concentró en una sola cosa, en un solo objetivo, en el discurso del primer panista del estado; es decir, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien enfatizó su mensaje en 3 cosas básicas: el enemigo no está en casa, unidad y elecciones de 2018.
“El enemigo no está en casa, el enemigo está afuera y hay que combatirlo”, expresó con voz tajante el mandatario poblano, Rafael Moreno Valle Rosas, quien inmediatamente fue coreado una y otra vez con el “¡Rafa Presidente!”, demostrando así la importancia de la frase bíblica que dice “Al César lo que es del César”.
“Atrás quedaron las decisiones cupulares para tomar en cuenta la opinión de todos los militantes, la unidad es vital para ganar elecciones”, expresó Rafael Moreno Valle Rosas, aspirante presidencial en las votaciones de 2018.
“El 2018 es la oportunidad para recuperar la Presidencia de México, además de mantener el gobierno del estado”, señaló el mandatario quien una vez más escuchó las ovaciones de la nueva generación de panistas que a todo pulmón gritaba “¡Rafa Presidente!”
UN POBLANO DEBE SER PRESIDENTE DE MÉXICO
Y en la nueva clase de panistas, se encuentran aquellos que no lo son, como el gobernador electo, Antonio Gali Fayad, quien también se llevó los reflectores en el 77 aniversario del PAN.
Aunque el mandatario electo no es militante del blanquiazul, dejó en claro que se “siente identificado con la ideología del partido”. Sin duda palabras mágicas que derivaron en una serie de aplausos que duraron más de 30 segundos dentro del El Museo de Arte Virreinal.
Y los aplausos se incrementaron, cuando Gali Fayad, sentenció que ve a un poblano como el nuevo presidente de la República después de las votaciones de 2018, en referencia al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien ha incrementado sus recorridos por todo el país, a fin de sumar más adeptos para ser candidato presidencial en ese año.